Una vez más, reviso el congelador y me doy cuenta que tengo un montón de pescado variado sin hacer… a si que que como no tengo mucho tiempo y no quiero complicarme, un arroz marinero puede ser la mejor opción, pero….pienso, oye Paolo, ¿porqué no le das un toque mágico? Bueno, mágico, mágico no es, pero si especial. Meto la mano en los confines del congelador y saco un trozo de espinaca que implora clemencia, así que resulta elegida como ingrediente especial para mi arroz marinero express. Sigue leyendo y verás que es más fácil que hacer un sandwich de pavo y mahonesa 🙂

Ingredientes (para tres personas)

  • Dos vasos de arroz
  • 1 litro de caldo de pescado
  • Un puñado de mejillones y otro de almejas
  • 1 Trozo de bacalo congelado y desalado
  • Dos piezas de merluza congelada
  • Unos 5 ó 6 tacos de espinacas congeladas
  • Sal, aceite y ajo

Noticias relacionadas

 

Preparación

Primer paso. En una olla grande, echar un chorrito de aceite y dorar un par de dientes de ajo, cuando estén doraditos, echar todo el pescado congelado, las espinacas y restos que tengamos, no tienen que ser para nada iguales a los que yo pongo, porque esos eran mis restos, supongo que cada uno tendrá los suyos, pero es bastante probable que coincidamos en muchos, o al menos parecidos, pescados varios y moluscos varios 🙂 Darle unas cuantas vueltas y acto seguido echar los dos vasos de arroz estilo bomba, es decir, del gordo, del que absorbe bien.

Dar unas pocas vueltas y dejar uno o dos minutos haciéndose, luego añadir el litro de caldo de pescado y el agua que falte hasta completar 5 vasos y medio de agua. Ya sabéis, el doble de vasos de agua que de arroz, y un poco más. Dejar que hierva y bajar el fuego para que se haga tranquilamente como un arroz cualquiera. Añadir sal al gusto.

En quince minutos debería estar listo. probar y si está al gusto de dureza del consumidor, retirar y servir en plato hondo con una buena cerveza.

 

Resultado

El resultado salta a la vista, y sinceramente creo que me ha quedado mejor de lo que yo esperaba de un arroz que, por un lado está hecho de restos de pescados congelados y que además, la jugada de las espinacas le han sentado fenomenal para darle ese toque especial y verde. El remate ha sido acompañarlo de la cerveza. A si que ya sabes, coge la cuchara y adelante, disfruta de todo el sabor.

Tiempo: 20 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 3 €