Pan casero fácil en 30 minutos, receta para el aislamiento por coronavirus

Pan casero fácil en 30 minutos, receta para el aislamiento por coronavirus

Panes y otras masas

Pan casero fácil en 30 minutos, receta para el aislamiento por coronavirus

Con el aislamiento por coronavirus es posible que lleves demasiado sin comer pan recién hecho. Esta receta de pan casero fácil en 30 minutos te va a solucionar la vida.

16 marzo, 2020 10:42

España se está quedando aislada por la pandemia del coronavirus y solo se puede salir a la calle por razones justificadas. Hacer la compra es cada vez más difícil y los envíos online están colapsados. Algo tan básico como el pan se ha convertido en objeto de deseo. Esta receta os permite hacer pan en solo 30 minutos.

Ingredientes

Para la masa del pan

  • Harina, 500 gramos
  • Bicarbonato, 1 cucharada
  • Sal, 1/2 cucharadita
  • Leche, 375 ml
  • Zumo de 1/2 limón

Paso 1

Mezclamos bien la leche a temperatura ambiente con el zumo de 1/2 limón y dejamos reposar 15 minutos.

Paso 2

En un bol grande mezclamos la harina, el bicarbonato, la sal y la leche con zumo de limón hasta formar una masa homogénea.

Paso 3

Enharinamos ligeramente la encimera, pasamos la mezcla y amasamos durante un minuto hasta tener una masa compacta.

Paso 4

Hacemos una bola, ponemos sobre papel de cocina en una bandeja plana de horno y metemos durante 30 minutos a 200ºC.

Pan casero fácil y rápido, los trucos

Algunos detalles a tener en cuenta sobre esta receta. Es un pan exprés fácil que como habéis visto no necesita fermentación y se hace rapidísimo. No es un pan gallego artesano con 48 de fermentación, pero es un apaño estupendo sobre todo útil para estos días de aislamiento por coronavirus en los que conseguir pan recién hecho no es fácil. No esperéis el mejor pan de vuestras vidas, pero sí uno muy rico para lo fácil y rápido que se hace.

La harina es mejor que sea de fuerza, pero como estamos ante una situación muy especial con la cuarentena por coronavirus y comprar no es fácil, podéis usar harina blanca sin problema, queda también bien.

Yo este pan lo suelo hacer con una mezcla de 250 gramos de harina blanca de fuerza y 250 gramos de harina integral, y queda maravilloso. Si la tenéis, estupendo, si no tampoco es problema porque otra de las gracias de este pan es lo versátil que es la receta y los cambios que acepta. De verdad, que es facilísima y sale de vicio.

Por último, por curiosidad, que sepáis que la mezcla de leche con zumo de limón que habéis hecho es un buttermilk casero. El buttermilk auténtico es un subproducto de la fabricación de mantequilla, y se usa mucho en Reino Unido y Países Bajos, pero en España es muy difícil conseguirlo, así que hacemos una versión que funciona igual de bien.

Si no tenéis limón a mano para hacer buttermilk casero, podéis sustituirlo por 10 ml de vinagre de vino blanco.

Esta receta de pan rápido y fácil es perfecta para tener pan recién hecho casi en cualquier momento. Evitar la fermentación nos permite tenerlo listo casi en el momento, y es por lo tanto una solución ideal para hacer pan casero fácil estos días en los que la pandemia del coronavirus nos mantiene aislados en casa.