Muffins ingleses

Muffins ingleses

Panes y otras masas

Muffins ingleses, receta de pan hecho en sartén

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de cada uno de los pasos para preparar Muffins ingleses, el pan que se hace en la sartén

Noticias relacionadas

Preparación: 15 min Reposo: 1 h 30 min Cocción: 18-20 min Dificultad: 2/5 Unidades: 16  Coste: < 1€

Ingredientes

  • Harina de fuerza, 275 g (*)
  • Levadura fresca de panadería, 12 g
  • Sal, 5 g
  • Mantequilla, 40 g (**)
  • Leche entera, 100 ml
  • Agua templada, 50 ml
  • Azúcar, 1 cucharadita
  • Aceite para engrasar la sartén
  • (*) Y un poco más para enharinar la superficie de trabajo.
  • (**) A temperatura ambiente.

No, no se me ha ido la olla, los muffins ingleses no son magdalenas, son panecillos y salados para más señas. Y están buenos tanto con dulce como con salado, apañados como ellos solos, que igual que te arreglan el desayuno o la merienda te solucionan esa cena de domingo en la que te has quedado sin pan y lo último que te apetece es la baguette congelada de la gasolinera. Y como si ya con eso no fuera suficiente, se hacen sin encender el horno, solo con una sartén y en menos tiempo de lo que tarda en calentarse mi horno.

Así que vamos a meternos en harina y a aprender cómo se hacen estos muffins ingleses.

Preparación de los Muffins ingleses, el pan que se hace en una sartén

  1. En un bol ponemos la harina, la sal, el azúcar y la levadura que desmenuzaremos con los dedos mezclándola con un poco de la harina que tenemos en el bol.
  2. Hacemos un hueco en el centro, echamos la mantequilla en trocitos, el agua y la leche. Mezclamos bien todos los ingredientes con ayuda de una espátula hasta que se empiece a formar una masa o, si queremos ganar tiempo, con los ganchos de amasar de la batidora. Mezclaremos a velocidad alta hasta que la masa tenga una consistencia elástica y empiece a separarse de las paredes del bol.
  3. Echamos un poco de harina en la encimera, volcamos la masa y amasamos con suavidad hasta formar una bola de masa lisa y suave. La pasamos a un bol, tapamos con un paño y esperamos a que duplique su volumen. Ahora que ya no hace frío, le llevó unos 50 minutos.
  4. Enharinamos de nuevo la encimera, volcamos la masa, enharinamos el rodillo y la extendemos hasta formar una lámina de menos de 1 cm de espesor.
  5. Cortamos discos del tamaño que queramos nuestros muffins ingleses y los dejamos reposar en la encimera durante media hora.
  6. Pasado ese tiempo ponemos una sartén de fondo grueso a fuego medio (6/12), la engrasamos extendiendo unas gotas de aceite con papel de cocina, colocamos los círculos de masa con espacio entre ellos, pues crecerán durante la cocción y tapamos la sartén. Los cocinamos a fuego medio durante unos 9 minutos por cada lado con la tapa puesta hasta que estén ligeramente tostados.

Resultado

Estos muffins ingleses se pueden comer tal cual, abiertos por la mitad y tostados. Con jamón o bacon y queso, con restos de carne asada, con mantequilla y mermelada, con miel y son uno de los elementos clave para preparar los huevos benedictinos… Vamos, con cualquier cosa que habitualmente meteríamos entre dos trozos de pan recién hecho :-).

¿Conocíais los muffins ingleses? Si no es así, estáis tardando en hacerles un hueco en vuestro recetario personal.