Ensaladas

Ensalada de piña asada, pepino y yogur, una comida ligera y original

Con diferentes texturas y contrastes, esta ensalada de piña asada y pepino es tremendamente sencilla y refrescante para el verano necesitando pocos ingredientes

12 agosto, 2020 10:33

Siempre defiendo que las ensaladas como esta ensalada de piña asada y pepino pueden ser tanto la mejor opción para una comida rápida como para dar salida a todo lo que haya por la nevera. Lechuga, tomate, cebolla... sí, la clásica está muy bien (cuando se prepara con ingredientes de calidad que sepan a lo que tienen que saber, claro) pero nos tiene un poco hasta el moño repetir siempre lo mismo sobre todo siendo conscientes se que las posibilidades que nos ofrece el mercado y la huerta españoles son infinitas. Frutas, verduras, frutos secos, lácteos, carnes, pescados...¡todo tiene hueco en una buena ensalada! 

Ingredientes

  • Piña, 1/2 u
  • Miel, 1 cucharadita
  • Aceite de oliva, 1 cucharada
  • Pimienta negra, 1 cucharadita
  • Pepino español, 4 u
  • Perejil, un manojo

Para la vinagreta de yogur:

  • Yogur griego, 200 g
  • Zumo de limón, 1 cucharada
  • Miel, 1 cucharada
  • Sal, c/s
  • Cilantro fresco picado, 2 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Ajo, 1/2 diente

Propiedades nutricionales de la piña

Según la Fundación Española de la Nutrición (FEN), en la composición nutricional de esta fruta destaca su elevado contenido en agua (87%) y en hidratos de carbono (12 g/100g). En cuanto a la energía y al resto de nutrientes, es poco calórica (45 kcal/100g), apenas tiene proteínas (0,5 g), 1,2g de fibra/100 g, algo de calcio (12 mg), magnesio (14 mg) y potasio (250 mg) y vitaminas, ácido fólico (22 microgramos), vitamina C (20 mg) y vitamina A (13 microgramos). Todos los datos se refieren a la parte comestible de la piña, que es el 57%.

Consumida en fresco facilita la digestión gracias a su contenido en bromelina que es una enzima proteolítica que metaboliza las proteínas de los alimentos.

Consumo de piña en España

La piña es una de las frutas tropicales que más se consumen en España. Según su procedencia, puede ser importada de países de Centroamérica, principalmente Costa Rica y podemos encontrarla en el mercado durante todo el año. En las piñas de importación es conveniente conocer si éstas han llegado a España en avión o en barco, pues la calidad de las primeras (en las que apenas tardan dos o tres días en llegar desde la plantación a la mesa) es mucho mayor que la de las que han de soportar una travesía de como mínimo tres semanas guardadas en la cámara frigorífica de la bodega de un barco.

También podemos encontrar piñas cultivadas en España (Canarias y costa granadina) que se pueden disfrutar durante la temporada invernal.

Cómo hacer una ensalada de piña asada con pepino y yogur

No sé si le pasará a todo el mundo pero muchas veces quien piensa en ensalada de piña se va directamente a esos cócteles de marisco y piña de antaño o de las Navidades pero lo cierto es que esta fruta es perfecta para nuestras ensaladas de verano ya que es diurética, tiene muchísimas vitaminas y además ayuda a descomponer las proteínas y así facilitar mejores digestiones. 

En cuanto a sabores, esta ensalada de piña y pepino genera unos contrastes maravillosos: tostar ligeramente la piña en la sartén con unas gotitas de miel, sal y pimienta negra es una maravilla porque se carameliza ligeramente y luego en la ensalada choca con ese frescor del pepino, cortado bien finito y la cremosidad de la vinagreta de yogur. Pocos ingredientes, fácil de preparar y deliciosa, ¿qué más se puede pedir de una ensalada? 

Paso 1

Limpiar bien la piña con la ayuda de un cuchillo y cortar rodajas finitas, de unos 5mm, y partirlas a la mitad. Calentar una sartén con unas gotas de aceite de oliva y de miel y poner las rodajas de piña a fuego medio, hasta que se caramelicen por los dos lados cogiendo un bonito tono dorado. Añadir sal y pimienta negra y reservar. 

Paso 2

Lavar bien el pepino y cortarlo en tiras. A mi me gusta dejarle la piel pero podéis pelarlo si queréis y os gusta más. 

Paso 3

En un bol mezclar todos los ingredientes de la vinagreta, con el ajo muy muy picado y también las hierbas. Poner a punto de sal y zumo de limón al gusto. 

Paso 4

Mezclar las hojas de perejil picado con el pepino laminado y cubrir bien con la vinagreta, removiendo a conciencia. Por último terminar con las rodajas de piña caramelizadas que se pueden trocear más pequeñas también. Que no falte vinagreta porque es la gracia de cualquier ensalada.