from_my_point_of_view iStockPhoto

Carne

Huevos fritos con chorizo, receta sencilla y deliciosa

Decía Coco Chanel, que la clave de la elegancia está en la sencillez. Si lo aplicáramos a la cocina tendríamos que poner como ejemplo estos huevos fritos con chorizo.

Que una receta sea sencilla y humilde no debería ser motivo de menosprecio, porque muchas veces son las más deliciosas. O acaso se te ocurren muchas cosas que estén más ricas que unos buenos huevos fritos con chorizo, una receta perfecta para celebrar que hoy es el Día Mundial del Huevo.

Ingredientes

  • Patatas medianas tirando a grandes, 3
  • Chorizo de pueblo, 150 g
  • Huevos camperos muy frescos, 3
  • Aceite de oliva virgen extra, cantidad suficiente
  • Sal
  • Perejil fresco

Como veis, la lista de ingredientes es breve, aunque la clave del éxito está en la calidad de estos. Una buenas patatas para freír como las de la variedad agria o la Kennebec, un chorizo que esté rico, unos buenos huevos camperos muy frescos y un buen aceite de oliva virgen extra, con eso y un poco de cariño, tenemos un plato que es un festival.

01: Freír las patatas con el chorizo

Pelamos las patatas, las cortamos en rodajas de 3 milímetros de espesor -podemos hacerlo con una mandolina- y las freímos. Para ello, ponemos a calentar abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén honda, cuando esté bien caliente echamos las patatas. Es importante que no estén excesivamente amontonadas.

Cuando veamos que se empiezan a dorar ligeramente, bajamos el fuego hasta que estén tiernas. Dependiendo de las patatas tardarán más o menos tiempo. Cuando estén tiernas, subimos de nuevo el fuego para que se doren y queden crujientes por fuera.

En el último minuto añadimos el chorizo sin piel y cortado en rodajas. Si el chorizo estuviese muy fresco podemos añadirlo al principio. Si queremos servir en la misma sartén retiramos el aceite vertiéndolo en otra sartén y con cuidado de no quemarnos.

Salamos las patatas y reservamos.

02: Freír los huevos

En el aceite que ha sobrado de freír las patatas y ya sea en la misma sartén si hemos sacado las patatas con el chorizo a una fuente o en otra sartén si hemos optado por servir en la primera sartén, freímos los huevos. Esto un poco al gusto de cada uno, si los queréis con puntilla, pues aceite con fuego alto y vigilando para sacarlos antes de que se cuaje la yema. Si no sois fans de la puntilla, pues dejando enfriar un poco el aceite y con el fuego al mínimo. En cualquier caso, un truquito para que el aceite no salpique es cascar el huevo en un vasito aparte.

03: Servir

Colocamos los huevos fritos sobre la cama de patatas fritas con chorizo, los salamos ligeramente en la zona de la yema y espolvoreamos todo con un poco de perejil fresco picado. Para comerlos, puedes optar por romper el huevo sobre la patata y disfrutar de unos exquisitos huevos rotos o hacerte con un buen trozo de pan y gozarlo mojando en la yema. Lo que más te guste.