Kebab de pollo casero

Kebab de pollo casero

Carne

Kebab de pollo casero, receta fácil paso a paso

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de cada uno de los pasos a seguir para preparar un riquísimo kebab de pollo casero.

Noticias relacionadas

Preparación: 15 min Cocción: 15 min Reposo: 1 h Dificultad: 1/5 Raciones: 2  Coste: <4 €

Lo primero que haremos será mezclar en un bol todos los ingredientes de la marinada, cortar el pollo en tiras o en trozos muy pequeños y sumergirlos en ella. Tapamos con papel film y dejamos reposar como mínimo media hora y como máximo 1 hora. Cuando vayamos a hacer los kebabs, encendemos el horno a 220ºC para que se vaya calentando. En una sartén a fuego alto (10/12) echamos el pollo con la marinada y lo cocinamos sin bajar el fuego dando vueltas de vez en cuando hasta que se consuma el líquido. Serán unos 8-10 minutos. Mientras tanto lavamos y cortamos la lechuga y el tomate o los tomatitos. Cuando el pollo esté dorado y en la sartén solo quede el aceite, lo pasamos a una fuente de horno y lo asamos durante 10 minutos en el horno a 220ºC, así se secará un poco y tendrá un sabor más parecido al de los restaurantes turcos. Cuando estén a punto de finalizar los 10 minutos, calentamos los panes de pita en una sartén o en la tostadora, los abrimos, colocamos una capa de lechuga, sacamos el pollo del horno, lo repartimos en los panes y finalmente ponemos unos trozos de tomate.

  • Lo primero que haremos será mezclar en un bol todos los ingredientes de la marinada, cortar el pollo en tiras o en trozos muy pequeños y sumergirlos en ella. Tapamos con papel film y dejamos reposar como mínimo media hora y como máximo 1 hora.
  • Cuando vayamos a hacer los kebabs, encendemos el horno a 220ºC para que se vaya calentando.
  • En una sartén a fuego alto (10/12) echamos el pollo con la marinada y lo cocinamos sin bajar el fuego dando vueltas de vez en cuando hasta que se consuma el líquido. Serán unos 8-10 minutos.
  • Mientras tanto lavamos y cortamos la lechuga y el tomate o los tomatitos.
  • Cuando el pollo esté dorado y en la sartén solo quede el aceite, lo pasamos a una fuente de horno y lo asamos durante 10 minutos en el horno a 220ºC, así se secará un poco y tendrá un sabor más parecido al de los restaurantes turcos.
  • Cuando estén a punto de finalizar los 10 minutos, calentamos los panes de pita en una sartén o en la tostadora, los abrimos, colocamos una capa de lechuga, sacamos el pollo del horno, lo repartimos en los panes y finalmente ponemos unos trozos de tomate.

Después de que hace unos meses hablásemos sobre el análisis de la OCU sobre los kebabs de los establecimientos de comida rápida, en mi casa no quieren ver uno de esos ni en pintura, pero aún así es una cena que les encanta. Así que esta noche os propongo un kebab de pollo casero rápido que os hará olvidar al del turco del barrio.

En ocasiones, cuando sobra pollo asado lo aprovecho para este tipo de recetas, pero aunque no tengamos sobras, sigue siendo muy fácil hacer un riquísimo kebab de pollo casero con el que disfrutaremos como enanos.

Preparación del Kebab de pollo casero

Resultado

Podemos servir nuestro kebab de pollo casero con alguna salsa como las que os enseñamos a hacer aquí o sin nada, pues de hecho, si el pollo lo hemos marinado ya tendrá mucho sabor  y no necesitará más.

¿Os apetece un kebab de pollo casero?