Preparación: 5 min     Cocción: 5 min     Dificultad: 1/5    Raciones: 1   Precio: <5 €

Si nos decantamos por preparar el pollo la noche anterior, simplemente debemos picar la chalota y mezclarla en un bol con el resto de los ingredientes. Cortamos en tiras el pollo y añadimos. Dejamos marinar toda la noche en la nevera. Veremos como va cogiendo un color blanco, es completamente normal. Ponemos el caldo en un cazo, en el momento que hierva añadimos el cuscús y una cucharada de aceite. Apartamos del fuego y dejamos que absorba todo el caldo y repose durante unos cuatro o cinco minutos. Después se remueve para soltar el grano. Aprovecharemos el tiempo entre que hierve el caldo y dejamos a reposar el cuscús para seguir trabajando. En una sartén salteamos nuestras tiras de pollo (marinadas o no), con sal y pimienta, y en unos tres minutos estará listo. Antes de retirar del fuego rallamos un tomate encima para añadir jugosidad y la carne de pimiento choricero si se desea. Retiramos. Servimos nuestro cuscús y el pollo por encima.

  • Si nos decantamos por preparar el pollo la noche anterior, simplemente debemos picar la chalota y mezclarla en un bol con el resto de los ingredientes. Cortamos en tiras el pollo y añadimos. Dejamos marinar toda la noche en la nevera. Veremos como va cogiendo un color blanco, es completamente normal.
  • Ponemos el caldo en un cazo, en el momento que hierva añadimos el cuscús y una cucharada de aceite. Apartamos del fuego y dejamos que absorba todo el caldo y repose durante unos cuatro o cinco minutos. Después se remueve para soltar el grano.
  • Aprovecharemos el tiempo entre que hierve el caldo y dejamos a reposar el cuscús para seguir trabajando. En una sartén salteamos nuestras tiras de pollo (marinadas o no), con sal y pimienta, y en unos tres minutos estará listo. Antes de retirar del fuego rallamos un tomate encima para añadir jugosidad y la carne de pimiento choricero si se desea. Retiramos.
  • Servimos nuestro cuscús y el pollo por encima.

Noticias relacionadas

Somos muchos que por el horario de trabajo tenemos poco tiempo para cocinar durante la semana. En mi caso hay días que apenas tengo una hora entre que llego y tengo que volver a salir. En esos casos toca calentar algo hecho la noche anterior o bien buscar un plato de esos que se hacen en 5 minutos. Ese es el caso del plato que os traigo hoy, el cuscús con pollo, que se prepara en eso: cinco minutos!!! Más exprés casi imposible.

Hay una parte de la receta que está preparada con antelación, pero es opcional totalmente. Tenía una pechuga de pollo congelada a la que auguraba poco sabor y decidí enriquecerla, la noche anterior, con una marinada (recordad el post en el que hablamos largo y tendido de cómo marinar alimentos para darles más sabor) que se prepara también en menos de 5 minutos.

No sabía muy bien qué iba a hacer con la pechuga, si un guisito, si un arroz… hasta que vi el cuscús en la alacena y me dije: hoy como en un pispás.

Preparación del Cuscús con pollo

Resultado

El cuscús con pollo es realmente rápido y rico, pero si disponemos de algo más de tiempo le queda genial algo de zanahoria en tiras, pochada con el pollo, berenjena o incluso un poco de cebolla. El cuscús es algo seco y las verduras le añaden frescura y hacen el plato mucho más jugoso.

Podemos usar otra carne, en este caso era una receta de aprovechamiento, con un poco de improvisación.

Merece la pena atreverse con el cuscús ya que es muy sencillo de preparar y permite casi cualquier mezcla de verduras y carnes.

¿ Gustas?