Preparación: 15 min+adobo   Cocción: 30 min   Dificultad: 1/5  Raciones:Precio: <10 €

Ingredientes para la guarnición de verduras

  • Pimiento verde, 1
  • Pimiento rojo, ½
  • Puerro, ½
  • Zanahoria, 1
  • Ajo, 2 dientes
  • Vino blanco, ½ vaso
  • AOVE
  • Sal

Noticias relacionadas

Plato sano y equilibrado en el que combinamos las propiedades de la carne blanca con los beneficios de la fruta y las verduras. En esta ocasión vamos a cocinar unos medallones de pechuga de pollo con salsa, que previamente habremos adobado, y los vamos a pasar por una plancha tipo parrilla para que los medallones queden con esas rayas doraditas tan vistosas. Acompañaremos con una guarnición de verduras rehogadas y con una salsa agridulce de mandarina elaborada con miel, salsa de soja y zumo de mandarina.

Es un plato ligero y perfecto para cuidarse pero sin caer en el aburrimiento de unas simples pechugas a la plancha, porque está lleno de color y contraste de sabores.

Ingredientes

  • Medallones de pechuga de pollo, 600 g
  • Especias al gusto: pimienta, cayena, perejil, etc.
  • AOVE, 1/2 vaso
  • Sal

Preparación de los Medallones de pechuga de pollo con salsa de mandarina

  1. Preparamos el adobo del pollo mezclando en un recipiente el AOVE y las especias de nuestro gusto. Agregamos el pollo, removemos bien y dejamos reposar en el frigorífico unas dos horas.
  2. Para elaborar la guarnición de verduras, cortamos el puerro, la zanahoria y los pimientos en juliana. En una sartén con un chorrito de aceite añadimos los dos dientes de ajo prensados y cuando este “baile” vamos añadiendo las verduras. Sazonamos y rehogamos el conjunto. Añadimos el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol. Reservamos.
  3. Mientras, elaboramos la salsa de mandarina. Añadimos en una sartén o cazo todos los ingredientes: el zumo de mandarina y la ralladura, la miel, la salsa de soja y la maizena. Dejamos cocer a fuego medio. Vamos removiendo de vez en cuando y dejamos reducir hasta que alcance el espesor adecuado.
  4. En una plancha tipo parrilla doramos los medallones de pechuga de pollo. Sazonamos ligeramente. Si hace falta añadir aceite, añadimos la del adobo.
  5. Para servir, colocamos en el centro del plato una cama de verduras, ponemos encima los medallones de pechuga de pollo, salseamos ligeramente y espolvoreamos con la ralladura de mandarina reservada. El resto de la salsa la presentamos en una salsera para que cada uno se sirva a su gusto.

Resultado

Con estos medallones de pechuga de pollo con salsa de mandarina tenemos un plato muy sabroso y a la vez saludable. En esta ocasión, a la hora de servir he añadido también unos frutos secos especiados y un poco de sésamo tostado, cuyo sabor combina muy bien con la carne.

Si has comprado la pechuga entera y prefieres cocinarla sin cortar en medallones, también puedes preparar la pechuga de pollo con salsa de mandarina, pero en este caso te sugiero que igualmente las adobes y dores en la parrilla, y que luego las termines de hacer introduciéndolas en la salsa de mandarina para que queden bien cocinadas y jugosas.