hot-dog-00

hot-dog-00

Carne

Cebolla crujiente estilo Ikea y el perrito caliente perfecto

Receta explicada paso a paso para preparar en casa la cebolla crujiente como la de Ikea que usaremos para un perrito caliente con bacon y queso.

Noticias relacionadas

Preparación: 15 min    Dificultad: 1/5    Raciones: 2     Coste: < 3 €

Ingredientes

  • Cebolla, 1
  • Harina de trigo, 75 g
  • Sal, 1 cucharadita
  • Pimienta
  • Aceite para freír
  • Salchichas grandes, 2
  • Bacon, 2 lonchas
  • Queso, 4 lonchas
  • Panecillos alargados, 2
  • Cebolla crujiente
  • Salsas al gusto
  • Para la cebolla crujiente:
  • Para los perritos calientes:

Lo sé, en unos días cuando pasen los Reyes todos nos vamos a poner a dieta o, al menos, vamos a intentar cumplir los propósitos de cada año de comer mejor y más saludable. Yo al menos intento ceñirme a esa premisa todo el año, pero hay veces que en casa me ponen “ojitos” y cara de “me muero por comer alguna guarrería, la que sea” y aún a sabiendas de que no es un plato de lo más equilibrado no puedo resistirme a cumplir los caprichos de los que tengo cerca, aunque solo sea de vez en cuando. Así que hoy que es sábado y que parece que es el día que más apetece cenar pizzas, bocatas y similares, aprovechamos para compartir con vosotros la receta para preparar en casa la cebolla crujiente como la del Ikea (bueno vale, como la del Ikea no, porque esta está más rica) y la vamos a usar para hacernos unos perritos calientes con bacon y queso que están de cine.

Así que ahora, ¡a por ellos!

Preparación de Cebolla crujiente y el perrito caliente perfecto

  1. Mezclamos la harina con la sal y pimienta al gusto.
  2. Pelamos la cebolla y la cortamos en dados como de 1 centímetro de lado.
  3. Mezclamos la cebolla con la harina y sacudimos el exceso de esta última tamizando la mezcla con ayuda de un colador.
  4. Ponemos a calentar el aceite en un cazo o sartén (lo del cazo está bien si queremos ahorrarnos salpicaduras engorrosas). Lo haremos a fuego alto (10/12) y cuando el aceite esté caliente añadiremos la cebolla enharinada.
  5. La freiremos durante 4 o 5 minutos o hasta que veamos que está dorada pero sin quemarse.
  6. La sacamos del aceite con una espumadera, la retiramos a un papel absorbente y reservamos.
  7. Para preparar los perritos calientes, calentamos el bacon y las salchichas en una sartén sin aceite, pues el bacon ya soltará grasa. Podemos hacerlo de dos maneras, bien dorándolos en la sartén muy caliente vuelta y vuelta o, hacerlo despacio poniéndolos con la sartén fría y así soltarán más grasa.
  8. Aparte calentamos el pan, que podemos hacerlo también en la sartén o la plancha o, como suelo hacerlo yo, en la tostadora.
  9. Para montar los perritos ponemos dos lonchas de queso sobre el pan caliente, luego el bacon, después las salchichas, las salsas que queramos (yo he puesto mostaza y salsa barbacoa casera) y, por encima, la cebolla crujiente.
  10. Es recomendable envolverlo en un poco de papel de aluminio o en una servilleta para no pringarnos demasiado al comerlo.

Resultado

En un momento tendremos nuestros perritos calientes con cebolla crujiente y nuestras salsas favoritas. Si además los acompañamos de unas patatas fritas caseras y una buena cerveza, tendremos una cena de sábado redonda. Eso sí, el domingo por la mañana, como mínimo, una buena caminata.