Bebidas

Granizado de menta y lima, bebida sin alcohol que sabe a mojito

No hay mejor forma de celebrar que ya es verano que con una bebida como este granizado de menta y lima, fácil, barato, sin alcohol y para tomárselo por litros.

22 junio, 2020 14:33

Aunque las primeras semanas del mes de junio han sido un tanto atípicas en lo que a temperaturas se refiere, pues nos ha traído días bastante fresquitos, parece que con la llegada oficial del verano, los termómetros se están animando y el calorcito está siendo protagonista en estreno de esta nueva normalidad. Y para combatirlo, nada mejor que este granizado de menta y lima, ultrarrefrescante y sin apenas calorías.

Ingredientes

  • Infusión de menta, 4 bolsitas
  • Agua, 600 ml
  • Hielo, 400 g
  • Menta o hierbabuena, 8 ramitas y alguna hojita más para decorar
  • Limas, 2
  • Azúcar moreno, sirope de ágave o el edulcorante que prefieras

Paso 1

Calentamos los 600 ml de agua hasta que estén a punto de hervir, los apartamos del fuego y echamos las bolsitas de la infusión de menta. Dejamos infusionar durante unos 10 minutos, retiramos las bolsitas y dejarmos la infusión en la nevera hasta que se enfríe por completo.

Paso 2

Lavamos la menta o la hierbabuena, retiramos los tallos gruesos y la secamos con papel de cocina.

Paso 3

En un robot de cocina o en un vaso americano que tenga potencia suficiente para triturar hielo, ponemos las hojas de menta, el hielo, el azúcar o el edulcorante elegido, las limas enteras y la infusión fría. Trituramos a potencia máxima durante unos 30 segundos.

Si no tienes un aparato de este tipo, sigue leyendo porque al final os doy unos trucos para que podáis hacer algo muy parecido sin aparatos eléctricos.

Paso 4

Servimos nuestro granizado de menta y lima inmediatamente adornando con las hojitas de menta o hierbabuena que habíamos reservado.

Notas

Como os comentaba más arriba, si no tenéis ningún cacharro que pueda picar hielo, que seguramente sea el caso si os antoja estando en algún alojamiento de vacaciones que suelen tener lo justo de menaje, podéis adaptar la receta usando hielo pilé, que lo venden en la mayoría de supermercados, y es un hielo que viene como en escamas pequeñitas.

En este caso, en una jarra suficientemente grande ponéis el hielo pilé, la infusión de menta fría, el endulzante que elijáis, la menta picada muy fina con un cuchillo, la ralladura de la piel de las limas y su zumo, mezcláis todo bien con una cuchara grande y aunque no tendrá la misma textura de sorbete o granizado, también os va a encantar.