fcafotodigital iStockPhoto

Bebidas

Chocolate a la taza con nubes, merienda golosa para tardes navideñas

La de hoy es una receta clásica tan sencilla como deliciosa para las frías tardes de invierno, el chocolate a la taza de siempre, pero más goloso gracias a las nubes.

El chocolate a la taza es una de nuestras meriendas más castizas, y hoy os la presentamos con una receta un poco más internacional, pues las tabletas de buen chocolate a la taza cada vez son más difíciles de conseguir, por eso en esta ocasión lo hemos sustituido por chocolate fondant para postres.

Ingredientes

  • Chocolate fondant (mínimo 50% de cacao), 200 g
  • Leche, 750 ml
  • Fécula de maíz, 30 g
  • Azúcar, al gusto
  • Sal, una pizca
  • Vainilla, canela, cardamomo,... (opcional)
  • Nubes o malvaviscos

Cómo hacer chocolate a la taza

Hacer un delicioso chocolate a la taza con chocolate fondant no nos llevará ni quince minutos, pero requiere de mimo si lo hacemos a mano, pues conviene no dejar de remover, por eso resulta mucho más cómodo hacerlo con algún robot de cocina como el Thermomix.

Paso 1

Separar las onzas de la tableta de chocolate.

Paso 2

Ponemos los trozos de chocolate en el vaso del Thermomix y los rallamos programando 30 segundos a velocidad 5-10 progresivamente.

Paso 3

Añadimos la leche, la fécula de maíz, el azúcar, la sal y, si se desea, algún aromatizante como puede ser el interior de una vaina de vainilla, canela molida al gusto, cardamomo molido, incluso podemos añadir una cucharadita de café soluble para dar un toque de capuccino. Programamos 12 minutos a 90ºC y velocidad 2.

Es importante no excederse con el azúcar puesto que parte de las nubes se fundirán sobre el chocolate caliente y aportarán azúcar.

Paso 4

Batimos durante 20 segundos a velocidad 4, repartimos en las tazas en las que lo vayamos a servir, cubrimos con nubes pequeñas o malvaviscos y servimos inmediatamente.

Los malvaviscos pueden comprarse el tiendas de chuches, si no los encuentras puedes usar nubes más grandes y cortarlas en trocitos pequeños con unas tijeras de cocina.