latas-refresco-00

latas-refresco-00

Bebidas

Latas de bebida, ¿hay que lavarlas antes de beber?

Desmontamos algunos mitos sobre si hay que lavar las latas de bebida antes de beber de ellas o si se puede beber directamente de ellas.

Noticias relacionadas

Verano, calor, sed, una oportuna máquina expendedora de bebidas se cruza en tu camino, sacas la lata, instintivamente pasas la mano con ademán de limpiar la zona de la boquilla, tiras de la anilla y en ese momento tu bebida favorita te sabe a gloria. Pero, ¿es un riesgo para la salud hacerlo así? O, ¿hay que lavar las latas de bebida antes de beber de ellas?

Seguro que a oídos de muchos de vosotros habrá llegado la famosa historia de la familia que murió al beber de latas sobre las que habían orinado ratas enfermas en el almacén en el que se encontraban las latas… uno de los bulos más populares de todos los que han circulado por la red en la última década.

Entonces, ¿hay que lavar las latas de bebida antes de beber o no?

Analicemos la cuestión con un poco de detalle antes de llevarnos las manos a la cabeza ante cualquier correo en cadena que nos llegue alertándonos sobre los siete males que nos pueden dar si echamos un trago de una lata de bebida fresquita.

Para empezar, las latas no salen de la fábrica una por una, sino que salen en packs protegidos con plástico retractilado y esos packs a su vez empaquetados en palets, por lo que en los almacenes de las distribuidoras, en los camiones de transporte y en los almacenes de los supermercados o tiendas a las que llegan las latas están protegidas de la suciedad.

Para nuestra comodidad, el personal del supermercado al reponer el lineal retira el plástico, lo mismo que hace el reponedor de las máquinas expendedoras.

Si las latas pasan varios días en el lineal, sí puede acumularse algo de polvo, por eso, esa limpieza instintiva que hacemos con lo primero que tenemos a mano nunca está de más, pero es prácticamente imposible que la lata esté contaminada hasta el punto de que debamos lavarla con agua y jabón.

Por supuesto lo ideal sería que fuesen más los fabricantes que protegen las tapas de las latas de forma individual con una tapa de plástico, pero ese sistema, que es toda una garantía, yo solo lo he visto en las latas de tónica de Vichy Catalán.

latas-bebida-01

latas-bebida-01

Cuándo debemos rechazar una lata de bebida

Más allá de la limpieza y las condiciones de almacenaje debemos fijarnos en que la lata esté en buenas condiciones, que no esté hinchada ni abollada o golpeada.

  • Si la lata está hinchada puede ser signo de que el contenido no haya sido esterilizado correctamente y habrá microorganismos, lo mismo que sucede con las latas de conservas.
  • Si está abollada, se corre el riesgo de que se haya fisurado el recubrimiento interior de la lata cuya misión es la de impedir el contacto directo del metal con el líquido, pero si hay contacto, el metal se puede oxidar y este óxido pasar al líquido, por lo que mejor rechazar las latas abolladas.

Así que sabiendo esto, ya podéis seguir bebiendo tranquilos y echaros unas risas la próxima vez que os llegue el correo hablando de familias, ratas y latas mortales.

Fuente | Consumer