Estas tortitas de maíz no son una receta que yo haya visto nunca en España pero sí mucho al otro lado del charco, en Estados Unidos. También hacia Oriente vemos algunas tortitas parecidas con varios vegetales y es que esto nos da una idea de lo fantástica que es esta opción para aprovechar todos los restos de verduras que tengamos por ahí: tortitas de brócoli y parmesano, de calabacín, de coliflor y feta, de col y beicon como un okonomiyaki, de patata... Las formas pueden ser las que queramos. 

Me gusta que en estas tortitas el ingrediente principal sea el vegetal - o los vegetales - que escojamos. En esta ocasión es el maíz que yo empleo directamente de la lata y muy bien escurrido. ¡Qué versátil es! Siempre me gusta tener latas de maíz en casa porque nos pueden arreglar más de una comida además de darle gracia a cualquier ensalada, por ejemplo de maíz y garbanzos o con rúcula para acompañar unas carrilleras. Si os gusta ese fondo dulce tan peculiar del maíz deberéis probar a hacer alguna vez en casa el salmorejo de maíz, la crema de coliflor y maíz o el corn chowder además del fantástico y jugosísimo pastel de maíz y carne aprovechando cualquier guiso o estofado que tengáis de restos en casa. ¡Ah! Y las mazorcas de maíz con parmesano y mantequilla de romero, por supuesto. 

El objetivo de estas tortitas es preparar un plato que sea perfecto de entrante sólo en un bol y, después, en la sartén. Poco trabajo y poco tiempo para conseguir algo apetitoso y diferente que se salga de lo común del día a día. Las tortitas serán jugosas y esponjosas gracias a la levadura y cremosas por el queso, todo ello impulsado por la gracia del cebollino y de la chalota que se incluyen crudos.

Esta es una receta que casi no habrá que seguir la segunda vez que la hagáis, simplemente tener la referencia de fondo sobre los ingredientes que no pueden faltar para que las tortitas no fallen nunca. Si queréis utilizar otro queso hay mucha libertad: manchego, cheddar, 0,.0 .......

edam... Y luego simplemente la pericia de hacerlas a la plancha, dándoles la forma que q0ueramos con la ayuda de la espátula. Más o menos grandes, al gusto de cada uno. Ta..mbién podríais hacerlas fritas pero ganaríais grasas y se pueden desmoronar más fácilmente.

Cómo hacer tortitas de maíz con salsa de yogur

Ingredientes

Para las tortitas de maíz

  • Huevos camperos, 2 ud
  • Lata de maíz cocido, 1 ud
  • Sal, c/s
  • Pimienta negra, c/s
  • Queso brie, 100 g
  • Harina de trigo, 3 cucharadas
  • Levadura de bizcochos, 1/2 cucharadita
  • Chalota, 3 ud
  • Cebollino picado, 2 cucharadas
  • Aceite de oliva, 3 cucharadas

Para la salsa

  • Yogur griego, 3 cucharadas
  • Mahonesa, 1 cucharada
  • Mostaza de miel, 1 cucharadita
  • Sal, c/s
  • Cebollino picado, 1 cucharada

Paso 1

Pelar las chalotas y picarlas muy finamente. Reservar. Picar también muy finamente el cebollino y reservarlo. 

Paso 2

Colar bien el maíz para que no haya restos de líquido de conserva y mezclar con los huevos. Batir muy bien hasta que todo esté bien integrado. 

Paso 3

En ese mismo bol, añadir el queso brie troceado, la chalota picada, el cebollino, sal, pimienta negra y la levadura y mezclar bien. Por último, incorporar la harina, tres cucharadas deberían ser suficientes pero si veis que la masa está muy líquida añadir un poco más. Necesitamos que sea una mezcla consistente para luego hacer bien a la plancha. Dejar reposar mientras se prepara la salsa.

Paso 4

Mezclar el yogur con la mahonesa, la mostaza de miel, el cebollino y la sal añadiendo un poco de pimienta negra si se desea. También podríamos incorporar un poco de picante. 

Paso 5

Calentar una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva y cuando esté bien caliente ir poniendo montoncitos de la masa, extendiéndolos ligeramente para hacer formas de tortitas. Las espátulas nos ayudarán a la tarea. Habrá que tener cuidado de que no se peguen las unas a las otras. El fuego tendrá que estar lo suficientemente fuerte para que se doren poco a poco pero no muy rápido, porque queremos que se cocinen bien en su interior. 

Paso 6

Cuando estén doradas por un lado darles la vuelta y esperar un par de minutos a que se doren por el otro lado. Retirar a un papel absorbente y hacer todo el resto de la masa. Servir las tortitas inmediatamente acompañadas de la salsa para mojar o para untar por encima.