Aperitivos y entrantes

Huevos Benedict, la receta más fácil para preparar un brunch perfecto

La receta más fácil para hacer huevos Benedict, te enseñamos paso a paso cómo hacer el huevo poché, el pan y la salsa holandesa. El desayuno perfecto.

12 junio, 2020 18:42

Hacer un buen desayuno es imprescindible para empezar bien el día, y los huevos Benedict son uno de los mejores que existen. La receta de los huevos Benedict o huevos benedictinos es fácil, pero tiene varias elaboraciones y pasos, y hay que seguirlos.

Ingredientes

  • Muffins ingleses, 2
  • Huevos, 4
  • Salsa holandesa, 3 o 4 cucharadas
  • Jamón, bacon o salmón, 2 lonchas
  • Caviar, trufa o lo que te guste como topping

Pan tipo muffin inglés

Lo primero será hacer el pan de los huevos Benedict, más conocido como muffin inglés. Seguid la receta que os enlazamos, es muy fácil. Aunque os recomendamos hacerlos caseros, si no tenéis tiempo o ganas, podéis buscarlos hechos, pero no es fácil encontrarlos.

Salsa holandesa

Esta es una versión rápida y fácil de la salsa holandesa, que queda igual de deliciosa. Aquí tienes la receta completa de salsa holandesa original por si prefieres.

Paso 1

Derretimos 80 gramos de mantequilla en el microondas durante 10 segundos y dejamos que repose unos minutos.

Paso 2

Mientras, en un recipiente para batir ponemos las yemas de 2 huevos, 2 cucharaditas de zumo de limón y una pizca de sal. Empezamos a batir a toda potencia y vamos añadiendo la mantequilla poco a poco mientras emulsiona la salsa. Reservamos.

Cómo hacer huevos poche perfectos

Calentamos agua en una olla hasta que hierva. Añadimos los huevos pelados y mantenemos el hervor al mínimo (que no hierva fuerte porque puede romper los huevos) durante 2 minutos y 30 segundos. Sacamos y servimos inmediatamente.

Cómo preparar huevos Benedict

Con todos los diferentes elementos preparados vamos con el montaje de los huevos Benedict.

Paso 1

En un plato ponemos el pan tipo muffin inglés con una loncha de bacon, salmón ahumado o jamón york grueso.

Paso 2

Encima ponemos el huevo poché recién sacado para que no se enfríe. Además, si tardamos la yema se podrá cuajar con el calor residual.

Paso 3

Lo regamos con 2-3 cucharadas de salsa holandesa.

Paso 4

Aunque el huevo Benedict ya estaría listo así, encima podemos adornar con lo que más nos apetezca. Está espectacular con un poco de caviar, o con trufa tuber melanosporum rallada en temporada.

La versión completa de los huevos Benedict

Esta versión que os contamos aquí es solo una versión de los huevos Benedict, muy fiel a la original que surgió en el restaurante Delmonico's de Nueva York, pero en la que hacemos algunas trampas para simplificarla.

La salsa holandesa original es más complicada porque requiere clarificar la mantequilla, limpiar completamente las yemas y emulsionar al baño maría o al vapor. La versión que os enseñamos es rápida y fácil, además de funcionar de maravilla.

Los huevos poche o huevos escalfados se pueden hacer con muchísimas técnicas diferentes, pero esta es posiblemente la más sencilla y que menos artificios requiere. Es posible que el huevo no quede tan bien, y por ello aquí más que nunca tendrán que ser lo más frescos posible. Si no es cuando la clara tiende a deshacerse mucho.

El pan tipo muffin inglés es una maravilla. Es cierto que con diferencia es lo que más tiempo lleva, y requiere empezar la receta una hora antes, pero merece la pena. No vais a encontrar nada mejor. En algunos países podéis encontrarlo en supermercados, pero por lo general no es fácil. Otra opción es sustituirlo por otro tipo de pan.

Cada uno que elija la versión que prefiere de los huevos Benedict, si tenéis más tiempo podéis hacer la salsa holandesa original, y si vais algo más pillados optar por estas opciones algo más rápidas.