Aperitivos y entrantes

Tortilla de patatas exprés, la receta más rápida del mundo

Esta tortilla de patatas exprés no pretende hacer la competencia a la tortilla de tu madre ni a la de tu abuela, pero te va a sacar de muchos apuros.

Hacer una tortilla de patatas convencional no es complicado, pero sí puede resultar lento y algo laborioso, pelar patatas, cortarlas, freírlas a la temperatura adecuada para que se cocinen correctamente, mezclarlas con el huevo y finalmente cuajar la tortilla son tareas que llevan su tiempo y no siempre disponemos de él. Por eso esta versión de tortilla de patatas exprés nos puede servir para matar el antojo en muchas ocasiones. No será como la tortilla de tu madre, pero os aseguramos que, si la hacéis teniendo en cuenta un par de truquitos que os vamos a dar, os va a quedar infinitamente mejor que una precocinada y que la de muchos bares.

Ingredientes

  • Patatas fritas de bolsa, 60 g
  • Huevos, 4 enteros + 1 yema
  • Aceite de oliva virgen extra

Paso 1

Empezamos eligiendo unas buenas patatas fritas de bolsa. Son la clave de esta receta, como suele suceder siempre que una receta lleva muy pocos ingredientes como es el caso de esta. Por eso deben ser buenas, pues si se utilizan unas patatas artesanales fritas en aceite de oliva virgen extra, se nota la diferencia.

Paso 2

Los huevos que solemos usar nosotros tienen un tamaño entre M pero tirando a grandes. Si usáis huevos M normales, podéis añadir otra yema adicional -cuatro huevos enteros y dos yemas en total- o incluso otro huevo entero si son muy pequeños -cinco huevos y una yema-, si son huevos L grandes, quitáis una clara - tres huevos enteros y dos yemas en total-. El caso es que siempre haya una o dos yemas más que claras. Batimos bien los huevos. En este caso no añadiremos sal ya que con la que van a aportar las patatas será suficiente.

Paso 3

Rompemos un poco las patatas apretándolas con las manos. Nos interesa que se hagan trozos de unos tres centímetros, no que queden hechas migas, pues eso nos arruinaría el resultado. 

Paso 4

Echamos las patatas rotas en el huevo batido y las dejamos reposar durante unos 10-15 minutos. Este es otro de los truquitos que debéis seguir, pues es necesario este reposo para que las patatas se hidraten y se ablanden hasta tener una consistencia mucho más parecida a la de unas patatas para tortilla caseras.

Paso 5

Cuajamos la tortilla en una sartén de unos 18-20 centímetros de diámetro y engrasada con aceite de oliva virgen extra. Para ello cuando la sartén esté caliente, echamos la mezcla de huevo y patatas, la removemos ligeramente -tal y como podéis apreciar en el vídeo- y cuando veamos que se empieza a separar por los bordes y al agitar la sartén, nuestra tortilla "baila" sin pegarse al fondo, entonces será el momento de darle la vuelta y dejar que se cuaje por el otro lado.

El tiempo total va en gustos, según queramos una tortilla totalmente cuajada o que nos quede un poco más jugosa.

Paso 6

Servimos nuestra tortilla de patatas exprés inmediatamente y podemos servirla sola o con alguna delicia por encima como unos pimientos de Herbón (Padrón) fritos, unas piparras, unas lonchas de chorizo o jamón ibérico, un poco de picadillo,...

Notas

Aunque esta tortilla de patatas de bolsa os parezca que puede ser el colmo de la pereza o que solo es un último recurso cuando el tiempo para cocinar escasea, os recuerdo que el invento no es nuestro, pues fue el mismísimo Ferrán Adriá quien la hizo famosa hace unos años.