Aperitivos y entrantes

Buey de Francia relleno, receta paso a paso

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de todos los pasos a seguir para preparar un riquísimo Buey de Francia relleno.

No falta nadita para Navidad, aunque si os digo la verdad, yo es llegar septiembre, ver que el mes ya tiene “r” y pensar en marisquito. Se siente, es lo que tiene vivir en Galicia, el marisco no nos deja indiferentes.

Ingredientes

  • Buey de Francia, 2 ( estos pesaban en total 1,3 kg)
  • Huevos, 2
  • Tomate, 1
  • Cebolla, ½
  • Pimiento verde, ½
  • Aceite de oliva virgen extra, 6 cucharadas
  • Vinagre de manzana, 3 o 4 cucharadas
  • Sal

Además es fácil de conseguir y, si tienes suerte, a muy buen precio, por eso me gusta acercarme al mercado el sábado a última hora, pues lo que no se haya vendido durante la mañana, antes del cierre te lo puedes llevar vivo más barato que si lo compras congelado y el otro día triunfé. No os voy a decir lo que me costaron estos dos bichitos tan monos para que no me odiéis mucho, pero la verdad es que fue verlos e imaginarme esta receta de buey de Francia relleno y no me lo pensé dos veces.

Preparación del Buey de Francia relleno

En realidad se trata de una receta muy simple, pues se trata de hacer una vinagreta para mezclarla con la carne del buey de Francia haciendo un salpicón y con él rellenar los caparazones. Aunque también podemos servirlo en un cuenco acompañado de unas tostadas para tomarlo con aperitivo.

La gracia de la receta está en lo entretenido que es ir sacando toda la carne del buey de Francia, tanto del cuerpo como de las patas y las pinzas y no ir cayendo en la tentación de comerla. De hecho el tiempo de preparación es más por lo que se tarda en sacar la carne que por lo que hay que cocinar.

Empezamos cociendo los huevos siguiendo las instrucciones de este post y los bueyes de Francia siguiendo las instrucciones para cocer marisco y que quede en su punto. Dejamos enfriar todo para que sea más fácil de manipular. Yo de hecho los compré el sábado, los cocí aún vivos nada más llegar a casa, y los dejé en la nevera hasta el domingo.

Con paciencia y con ayuda de un tenedor de marisco o mismo de un palillo de brocheta vamos sacando toda la carne del marisco y los corales si los tuviera.

Lavamos el tomate y el pimiento, los secamos bien y los troceamos junto con la cebolla en trozos muy pequeños.

Mezclamos en un bol junto con los huevos duros troceados, añadimos el aceite, el vinagre y sal al gusto.

Añadimos la carne del marisco y mezclamos bien. Si lo queremos más jugoso, podemos añadir más aceite y vinagre a razón de 2 cucharadas de aceite por una de vinagre, aunque os recomiendo ir probando, ya que hay quien prefiere que se note más el vinagre y quien prefiere que “mande” el aceite.

Dejamos reposar unos minutos para que asienten bien los sabores y procedemos a rellenar los caparazones que previamente habremos lavado bien y secado con papel absorbente.

Resultado

Tanto para darse un capricho un fin de semana cualquiera, como para un entrante en una comida navideña, este buey de Francia relleno es una receta sencillísima, que se puede preparar con antelación y que siempre es un éxito.

También queda rica con centolla en vez de buey de Francia, aunque con centolla, al tener estas menos carne en las pinzas, cunde un poco menos.

Y lo mejor de todo, si sobra, con un poco de mayonesa y dentro de un sándwich, será el mejor sándwich de cangrejo que hayáis probado en la vida. Reíros del surimi.