Me propuse hacer una supertapa, y me dije, que sea sencilla y que además sacie, es decir, que sea grande, nutritiva y con apenas un par de ellas ya estés servido, una tapa casera, que no manche mucho, ni sartenes ni nada, y pensando, pensando, se me ocurrió esta supertapa de bacon, patata y queso. Bastante sencilla, pero con su intríngulis a la hora de construirla. Ideada para que no se escape el sabor y se absorva todo. ¿te apetece?

Ingredientes

  • Bacon en lonchas
  • Queso tierno
  • Media patata
  • Una barra de pan
  • Pan Bimbo/ de molde
  • Un tomate pequeño
  • Medio diente de ajo
  • Palillos y Sal

Noticias relacionadas

.
Preparación

Lo primero será cortar los trozos de pan que serán la base de la tapa. Cuanto más ancha sea la barra mejor, para así asegurarnos que si cae algo lo pueda absorver el pan que sujeta la tapa. Cortamos unos 10 trozos de pan. Por otro lado, también cortamos el pan de molde en finas tiras que servirán para el interior del bacon.

Rallamos el tomate y el medio diente de ajo, añadiendo un poco de sal (no hace falta aceite, que bastante calorías tiene ya la tapa de por sí) Aplicamos el tomate triturado a cada trozo de pan como base como si fuese pà amb tomaquet

Poniendo el trozo de pan de molde como guía, le enrollamos la tira de bacon, quedando en capsulado en el interior del pan de molde, que absorverá todo el jugo que pueda soltar el bacon. La parte más importante de la tapa será esta, la de cortar muy muy finas las rodajas de patata. Cuanto más finas mejor, si no, se quedarán crudas ya que la tapa sólo estará 10 minutos en el horno, que sea casi transparente.

Doblaremos la lasca de patata sobre el rollito de bacon y pan de molde y lo sujetaremos pinchando en los extremos el palillo (ver las imágenes adjuntas)y posar sobre el pan, procurando que el palillo quede perpendicular. Luego coronaremos encima del palillo con un pequeño trozo de queso, asegurándonis que cuando se derrita no se vaya a caer de la base de la tapa.

Repetir este proceso con todas las tapas y meter al horno. Dejar que se dore y se haga al gusto entre 10 y 15 minutos. Estarán listas para comer.

Resultado

Lo mejor para disfrutar de estas tapas es una buena compañía, una buena cerveza fresquita sin mucho cuerpo, una rubia ligerita y una buena conversación, ya verás como su sabor se incrementa. Buen provecho 🙂

Tiempo: 25 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 4/5

Precio: 3€