Aprende a cocinar

Pelar ajos es fácil, pero no tanto como te quieren hacer creer

Si has visto el vídeo que estos días circula por la red y te has puesto a pelar ajos como un loco, pero no eres capaz, no te frustres. Pelar ajos no es tan fácil.

Noticias relacionadas

Sabes que casi todos los sofritos ganan con un ajito picado, pero te da una pereza terrible tener que pelarlo porque siempre acabas con olor un ajo en las manos que te acompañará durante horas. Sabes que hay métodos para pelar ajos que funcionan más o menos bien, pero igualmente acabas pasando porque total, para un par de dientes de ajo.

Hasta que ayer viste este tuit:

 Y pensaste que tus plegarias por fin habían sido escuchadas. Lo viste tan fácil que incluso pensaste que por qué no se te habría ocurrido a ti.

Y desde ya te aviso de que es mejor que no lances las campanas al vuelo porque la cosa no es tan fácil como parece.

Ni qué decir que, ayer cuando lo leí me faltó tiempo para levantarme de la silla y correr a la cocina en busca de una cabeza de ajos y una puntilla, pero nada más lejos del vídeo. En mi caso, los dientes de ajo parecía como si les hubieran pegado la piel con Loctite, pues aunque los dientes de ajo sí es cierto que se separan del resto de la cabeza de forma relativamente sencilla, lo de la piel que recubre cada diente ya es otro cantar. La primera reacción fue un poco de frustración, me sentí torpe por no ser capaz de replicar algo que parecía tan sencillo.

Así que me dispuse a seguir buscando información sobre el asunto a ver si es que había algún truco que se me estuviese pasando. No lo encontré, pero lo que sí encontré fue el testimonio de otros que también lo han probado con la misma suerte que yo.

Mi primer hallazgo fue una publicación en Instagram de The New York Times Cooking

Ver esta publicación en Instagram

Heartbroken but also not surprised that yesterday’s viral garlic hack from Twitter doesn’t really work. See more on our story.

Una publicación compartida de NYT Cooking (@nytcooking) el 18 Jun, 2019 a las 12:10 PDT

En la que se adjunta al principio el tuit original causante de todo el revuelo, pero además se añaden un par de vídeo mostrando como lo de extraer los dientes de ajo pelados solo tirando de ellos con una puntilla no es algo que salga así como así.

Lo mismo les ha sucedido a los editores de Gastronomía y Cia que, pese a decir que lo suyo es falta de práctica, se aprecia que los ajos así no se pelan tan fácilmente.

Y es que, la posible eficacia de este nuevo método de pelar ajos depende de lo viejo que sea el ajo y de lo resecas que estén las pieles, cuanto más secas y finas sean estas más fácil será que los dientes de ajo salgan pelados.

Así que ya sabes, si quieres pelar ajos sin complicarte mucho la vida, hazte con un pelador de silicona que lo puedes comprar en Amazon y te dejan en la puerta de casa o hazte con uno de los chinos a precio de derribo, pues te servirá para pelar todo tipo de ajos sin hacer ningún esfuerzo y con muy buenos resultados.