Aprende a cocinar

Cómo limpiar las tablas de cortar alimentos

Trucos y recomendaciones prácticas para desinfectar y limpiar las tablas de cortar alimentos evitando riesgos de contaminación.

19 febrero, 2015 19:01

Hace unos cuantos días hablábamos de cómo elegir los cuchillos que mejor se adaptan a tus necesidades, pero tan importante como tener un buen cuchillo es utilizarlo sobre una tabla de cortar en buenas condiciones. Por eso hoy vamos a repasar una serie de consejillos para desinfectar y limpiar las tablas de cortar alimentos evitando riesgos de contaminación y conservándolas como nuevas durante el mayor tiempo posible.

La importancia de limpiar las tablas de cortar correctamente

Como todos sabemos (bueno, o casi todos, que después de ver Pesadilla en la cocina, parece que algunos aún no se han enterado), la limpieza de los instrumentos y utensilios que utilizamos para cocinar es fundamental si queremos evitar la contaminación de los alimentos que vamos a consumir. Y dentro de las medidas de higiene que debemos tener presentes en la cocina, la acción de limpiar las tablas de cortar cobra especial importancia, pues es uno de los elementos que más veces entran en contacto directo con alimentos crudos como carnes y pescados haciendo necesaria su desinfección y posterior limpieza después de cada uso.

Cómo limpiar las tablas de cortar alimentos

Debemos desinfectarlas al menos una vez por semana y, siempre que las hayamos utilizado para manipular carnes o pescados crudos. Para ello,

  • Frotamos bien con un trozo de papel de cocina empapado en vinagre blanco que dejaremos actuar durante un par de minutos.
  • Secamos con papel de cocina y volvemos a frotar con un papel de cocina empapado en agua oxigenada.
  • Esperamos cinco minutos y lavamos bajo el grifo con agua caliente y jabón neutro.
  • Secamos bien con papel de cocina, ya que los trapos de cocina también contienen bacterias y no serviría de nada la desinfección.

Debemos limpiar las tablas de cortar lavándolas con agua caliente y jabón neutro después de cada uso que no requiera desinfección. Y después de lavarlas, secarlas bien con papel de cocina.

  • Si hubiese alguna mancha persistente, la cubrimos con bicarbonato, esperamos un par de minutos y frotamos bien antes de lavarla con agua y jabón.
  • Para eliminar los olores fuertes que suelen quedar después de cortar alimentos como ajos, pescados, etc, funciona bien frotar la tabla con un limón cortado por la mitad antes de lavarla.

Consejos útiles

  • Las tablas de acrílico, las de plástico y las de vidrio son más higiénicas y se pueden lavar con total seguridad en el lavavajillas. También se desinfectan si se usa un programa a 70ºC.
  • Las de madera deben desinfectarse con mucha frecuencia y es aconsejable aplicales un tratamiento de sellado cada dos o tres meses para que la contaminación no penetre en el interior. Este tratamiento puede realizarse con aceite mineral para tablas de cortar o con la manteca para utensilios de madera que os enseñamos a preparar hace algún tiempo. Se aconseja deshacerse de ellas cuando la madera está muy rayada o astillada.
  • Ayuda mucho a la hora de cocinar tener más de una tabla, a ser posible de distintos colores, formas o tamaños que nos permitan diferenciarlas, así podremos utilizar las que necesitemos sin tener que estar limpiando una única tabla después de cortar cada alimento. Para mí, lo básico es tener al menos 4, una para carnes crudas, otra para pescados, otra para verduras y alimentos que se comen sin cocinar (quesos, embutidos, etc) y una tabla específica para el pan.

Vosotros, ¿qué tipo de tabla usáis? ¿Usáis solo una o tenéis varias?