Champiñones

Champiñones

Aprende a cocinar

Trucos para evitar que los champiñones se oxiden

Damos un repaso a todos nuestros trucos de cocinillas para conservar y evitar que los champiñones se oxiden y se oscurezcan.

Noticias relacionadas


Nos encantan los champiñones pero, al igual que todas las setas, son un alimento muy delicado en lo que se refiere a su conservación y manipulación, por eso hoy vamos a dar un repaso a todos nuestros trucos para evitar que los champiñones se oxiden y se oscurezcan.

Son unos pequeños consejos que está bien tener en cuenta a la hora de comprar, conservar y cocinar estos hongos tan populares. Siguiéndolos podremos evitar que los champiñones se oxiden y adquieran ese color pardo-negruzco tan poco atractivo.

Cómo evitar que los champiñones se oxiden

Los champiñones son un alimento formado casi exclusivamente por agua (casi un 95%) y proteínas (aproximadamente un 4%) cuyos peores enemigos son el tiempo y la humedad, por lo que estos serán los factores fundamentales que tendremos que controlar durante su conservación y su manipulación.

Consejos a la hora de comprar champiñones

  • Deben ser blancos o tener un ligero color crema sin manchas oscuras ni amarillas o verdosas (moho).
  • Deben tener la carne firme y sin signos de golpes o aplastamientos.
  • Si el pie está cortado, comprobaremos que no está negro o deshecho.
  • Evitaremos comprar los champiñones ya laminados, ya que así será imposible evitar que se oscurezcan (lo estarán ya en la bandeja). Mucho menos, si además de laminados vemos que tienen restos de tierra que nos obligarán a lavarlos. Hacedme caso, esos ni se os ocurra porque serán un fracaso (curiosamente, los champiñones ya laminados a pesar de ser una elección peor, suelen ser más caros porque “supuestamente” nos ahorran trabajo).
  • Intentaremos comprarlos el mismo día que los vayamos a consumir y justo la cantidad que necesitamos (recordad, el tiempo siempre juega en nuestra contra cuando tratamos de evitar que los champiñones se oxiden).

Cómo conservar los champiñones

A veces es inevitable dejarse tentar por una oferta o nos surge algo que nos impide cocinarlos en el día y no nos queda más remedio que guardarlos. La mejor forma de guardarlos en la nevera de todas las que he probado para evitar que los champiñones se oxiden consiste en hacer lo siguiente:

  • Retirarlos de la bandeja o la bolsa en la que vengan.
  • Sacudir cualquier resto de tierra pero sin lavarlos.
  • Forrar un túper o una caja de cartón con papel absorbente.
  • Colocar los champiñones con cuidado.
  • Taparlos con más papel absorbente.
  • Cerrar el túper o la caja y guardarla en la parte menos fría de la nevera.

De esta manera nos aseguramos de mantener a raya la humedad, el otro enemigo declarado.

Cómo limpiar y preparar los champiñones

  • Si están muy muy frescos y limpios, bastará con retirar cualquier resto de tierra con un trozo de papel absorbente o con un cepillo.
  • Si la piel tiene algunas manchitas o si tienen bastante tierra, tenemos dos opciones:
    • Lavarlos, pero debemos hacerlo con cuidado, uno a uno y bajo un chorro fino de agua fría para retirar la tierra e, inmediatamente, secarlos bien con papel absorbente.
    • Pelarlos, en muchas ocasiones es más fácil y rápido que lavarlos y secarlos. Basta con tirar de la piel del sombrero desde el pie hacia el centro como si estuviésemos pelando un plátano y la piel sale con mucha facilidad.
  • Debemos pelarlos y cortarlos rápido y cocinarlos justo a continuación. No es aconsejable tenerlos cortados desde antes de ponernos a cocinar, sino que empezaremos a cocinar antes y, mientras se va calentando el aceite o cocinando el sofrito donde los vayamos a introducir, aprovechamos para pelarlos y cortarlos.
  • Si es posible, evitaremos el uso de cuchillos metálicos y usaremos algún cuchillo de cerámica o de metal con recubrimiento cerámico.
  • El añadir unas gotas de zumo de limón también ayuda a que no se oscurezcan a la hora de cocinarlos, pero no siempre nos interesará que tomen sabor a limón.

Hasta aquí nuestros trucos y consejos para evitar que los champiñones se oxiden, ¿conocéis alguno más?