Actualidad gastronómica

Lobito de Mar, el chiringuito sin playa de Dani García en el barrio de Salamanca

Espetos, atún de almadraba, arroces marineros y sorprendentes embutidos marinos se pueden disfrutar en esta nuevo Lobito de Mar madrileño de Dani García.

Noticias relacionadas

El Lobito de Mar de Dani García llega a Madrid en el mejor momento. Tras unas vacaciones de verano en las que la mayoría busca disfrutar del mar, la nueva apuesta del chef andaluz trae a la capital un trocito de su costa malagueña.

Así, el espíritu marinero se convierte en el eje del nuevo Lobito de Mar, en pleno corazón de la emblemática calle Jorge Juan en el corazón del barrio de Salamanca.

El restaurante aterriza en la capital como una evolución del espacio original ubicado en Marbella que abrió sus puertas hace ya dos años. Esta vez, lo hace a través de una propuesta centrada en el producto del mar, en la que espetos, sus ya conocidos arroces y novedades como los embutidos marinos, conviven con las recetas marineras del chef con tres estrellas Michelin.

Así es Lobito de Mar Madrid

  • Dirección: C/ Jorge Juan, 10
  • Horarios: Barra: 12:30 - 00:00; Sala: 13:00 - 17:00 y 20:00 - 00:00
  • Precios: Barra: 20-40 €; Sala: 45 - 70 €
  • Reservas: https://www.grupodanigarcia.com/tienda/

La nueva sede de Lobito de Mar ofrece una carta llena de platos populares y producto del mar típico de la cocina tradicional andaluza que, versionados y con toques de actualidad, elevan la propuesta gastronómica a la vez que la tornan más atractiva.

Las elaboraciones que conforman la carta surgen del recuerdo de los platos e ingredientes que Dani García conoció durante su infancia, y de esa gastronomía casera tan propia de la Costa del Sol. Además, los apasionados del pescado y el marisco fresco podrán disfrutar de un festival gastronómico a base del producto seleccionado más exclusivo.

Con una oferta culinaria en la que el producto hace de eje, Lobito de Mar Madrid ofrece dos propuestas diferenciadas por sus dos zonas en el local. De este modo, en su barra, pensada para todos los gustos y bolsillos, espera el tapeo y el picoteo informal. Por otro lado, en la extensa sala, la carta se completa a base de mariscos, crustáceos y moluscos nacionales, frituras andaluzas, espetos, recetas con atún y una amplia variedad de arroces.

Lobito de Mar Madrid. Tabla de embutidos marinos

Lobito de Mar Madrid. Tabla de embutidos marinos

La incorporación de pescados reposados y embutidos marinos, dispuestos en la sala y colgados en cámaras a la vista del cliente, revoluciona la oferta del nuevo local. Esta propuesta nace de técnicas aprendidas en Australia, donde el chef conoció todo sobre el aprovechamiento y las técnicas de conservación que allí se utilizan.

El fin, conseguir sabores y texturas que mejoran la pieza del pescado y ofreciendo al cliente un nuevo producto. Así mismo, sobresalen en esta nueva oferta los embutidos marinos de sobrasada, mortadela, pastrami y chorizos, entre otros, que el equipo de Dani García aprendió a perfeccionar en la casa del chef Ángel León.

La oferta gastronómica de la sala

Lobito de Mar. Madrid. Arroz de chuleta ahumado al sarmiento

Lobito de Mar. Madrid. Arroz de chuleta ahumado al sarmiento

Es la carta de sala donde los arroces adquieren importancia, teniendo un apartado diferenciado. La oferta se centra en tres tipos de cocciones: arroces cocinados en ramas de sarmiento, secos y melosos. Todos ellos son de estilo alicantino, cocinados a fuego muy fuerte en una superficie repartida, y en las que lo más importante es el arroz, su sabor y la suculencia del caldo. Entre las propuestas, cabe destacar el arroz seco negro de rape y calamar, o el espectacular arroz ahumado al sarmiento de chuleta.

Además de estas elaboraciones que hacen viajar a las mejores playas del Mediterráneo, el chef pone en valor el excelente producto que se recoge a diario en las costas andaluzas. Es el caso del atún, elemento clave en la cocina de Dani García, que también va a estar muy presente en la carta con elaboraciones como patata aliñada con tartar de atún, carpaccio de chuletón de atún y tartar de descargamento.

Con esta propuesta, el chef homenajea y permite degustar la grandeza del atún como nunca se ha hecho en Madrid. Así, encontramos en la carta platos como surtido de crudo: tataki descargamento, sashimi de toro, tartar toro machacadito y tartar descargamento picante, u otros platos como trío de atún: tartar de ventresca, descargamento y hueva hembra.

La barra más resalá

Por su lado, la barra de tapas es una de las piezas clave de este concepto del chef. La carta de barra cuenta con espetos, moluscos, pescaíto frito y tapas hechas especialmente para degustar en este espacio. Desde el pepito de ventresca de atún, el salmorejo, los boquerones en vinagre hasta la ensaladilla rusa o las croquetas de gambas y de mejillones. Toda una selección de recetas informales y para todos los bolsillos que hacen de esta barra un punto de encuentro obligatorio para los amantes del tapeo andaluz.

Vinos y cócteles con sabor a mar

La oferta líquida que Lobito de Mar ofrece, está compuesta por 350 referencias de vinos seleccionadas con el objetivo de buscar la sinergia perfecta entre gastronomía y bodega. Una carta marinera fundamentada en champagnes de pequeños productores y grandes Maisons, además de una amplia selección de borgoñas que abarca desde las añadas más jóvenes hasta las más envejecidas. No faltan en la carta de vinos de Lobito de Mar una cuidada selección de vinos de Jerez, grandes referencias de blancos, tintos, nacionales e internacionales.

Su oferta de vinos se completa con otra amplia y variada carta de bebidas, ideales para acompañar la culinaria del restaurante. En esta ocasión también se estrenan los cócteles de autor, ofreciendo combinaciones que pueden tomarse tanto en barra como en mesa y que próximamente se podrán disfrutar en el resto de locales de Grupo Dani García.

El nuevo buque madrileño de Dani García

El diseño e interiorismo de este nuevo local esta firmado por Oscar Engroba que ha conseguido, a través de tonalidades agua, neones y detalles marineros, traer el espíritu de la costa a Madrid, sin perder el estilo resalao, andaluz y marinero que caracteriza a Lobito de Mar. Este nuevo espacio creado por el estudio de diseño Astet nos acerca esta experiencia del mar, de sus colores y texturas, entrelazándose a la perfección con los platos del chef Dani García.

Los espacios se separan en dos zonas diferenciadas, pero siempre conectadas y vinculados con el mar. El bar “resalao” se compone de diferentes guiños a la lonja en la que el marisco toma gran relevancia en su vitrina, colmada del mejor género y de todo tipo de mariscos espectaculares, cigalas, gamba blanca y roja, quisquillas, almejas, conchas finas y bolos, ostras, percebes, erizos, ortiguillas...

En el vestíbulo un gran neón oculto se suspende en el techo transformando el ambiente a más informal. La sala contigua es la del “astillero”, donde las maderas de nogal, el blanco y las cuerdas crean una paleta serena y más cálida para disfrutar de grandes momentos gastronómicos. El espíritu marinero de Lobito de Mar continúa bajando una escalera recubierta en arena, que comunica con la planta inferior bautizada como “Fish Butcher” haciendo guiños a la nueva oferta de embutidos marinos y pescados reposados.

El local dispone de dos reservados. El primero nos adentra en la estructura de la nave infinita de una embarcación tintada en burdeos que recuerda al interior de las embarcaciones. El segundo te sumerge al fondo marino en sí mismo, paredes de arena, alicatados azules piramidales, que crean cambios de tono como el mar, los reflejos y el acero de los barcos, nos sumergen en esta experiencia culinaria y espacial.

Por último, como el mar cambia del día a la noche, Lobito de Mar Madrid, también lo hace, tiñéndose de rojo luminoso a través de neones escondidos, que emergen al llegar la noche. Esta propuesta nos trae el mar a la capital y nos muestra dos caras: una de día, más fresca y casual, y otra de noche, más dinámica y alternativa.

Así, Lobito de Mar llega a la capital para ofrecer una oferta única y con mucha personalidad, dispuesta para hacer disfrutar del buen hacer y la cocina andaluza y marinera del chef Dani García. Una nueva apertura que da un paso más en la expansión del Grupo Dani García que, ahora mismo se encuentra en su mejor momento.