Actualidad gastronómica

Defectos de calidad en los huevos de gallina

Repasamos los defectos de calidad en los huevos de gallina que aparecen con más frecuencia y que son visibles a simple vista.

29 enero, 2015 18:43


Hace unos días os enseñamos a quitarle la cáscara a un huevo de gallina sin romperlo, pero lo que seguramente muchos de vosotros no sabéis es que la cáscara del huevo es una valiosa fuente de información sobre defectos de calidad en los huevos de gallina.

Noticias relacionadas

Aspectos como la forma, el color, la presencia de manchas de distintos colores o la textura pueden ser indicios de defectos de calidad y del origen de los mismos.

Algunos de estos defectos de calidad en los huevos estaréis cansados de verlos, sobre todo en los huevos de supermercado procedentes de gallinas criadas en jaulas y resultan tan habituales que lo más normal es que ni se os haya pasado por la cabeza que eso son defectos. Quizá los que se encuentran con más frecuencia sean los huevos con estrías y los huevos con cáscara rugosa (como los que veis en la foto superior), pero vais a ver más defectos que os van a resultar familiares.

Defectos de calidad en los huevos de gallina visibles en la cáscara

Huevos despigmentados total o parcialmente

Las causas pueden ser:

  • Que la gallina padezca bronquitis infecciosa.
  • Que se trate de gallinas viejas.
  • Que haya un alto nivel de estrés en el gallinero.
  • Uso de medicamentos como el Nicarbazin.

Huevos rosados o lilas

Es debido a que la cáscara lleva una capa extra de calcio y se debe a:

  • Estrés elevado.
  • Exceso de calcio en la alimentación de la gallina.

Huevos manchados de excrementos

Los huevos tienen manchas de heces que se deben a:

  • Excrementos húmedos debidos a una alimentación incorrecta.
  • Problemas intestinales.
  • Ingestión de aguas salinas.
  • Desequilibrio electrolítico.

Huevos con la cáscara manchada de sangre

Lo normal es que sean pequeñas gotas y se debe a:

  • Rotura de vasos sanguíneos durante el esfuerzo de la puesta.
  • Canibalismo, es decir, que unas gallinas se ataquen a otras.
  • Escasa higiene.

Huevos sin cáscara

Son los que también se conocen como huevos en fárfara y se deben a:

  • Aparato reproductor inmaduro, en gallinas muy jóvenes.
  • Falta de nutrientes como el calcio y las vitaminas E, B12 y D, así como de fósforo y manganeso.
  • Ciertas enfermedades, como la enfermedad de Newcastle, bronquitis infecciosa ola gripe aviar.

Huevos con cáscara blanda

La cáscara solo aparece en una parte del huevo y se debe a:

  • Exceso de fósforo en la dieta.
  • Calor excesivo en el gallinero.
  • Gallinas demasiado viejas.
  • Aguas salinas.
  • Infecciones causadas por hongos.

Huevos con grietas

Pueden ser desde fisuras tan finas como un pelo hasta verdaderos agujeros en la cáscara y se deben a:

  • Calor excesivo.
  • Aguas salinas.
  • Gallinas viejas.
  • Alimentación pobre en calcio y en vitamina D.
  • Infecciones micóticas.

Huevos corrugados

Es uno de los defectos de calidad en los huevos de gallina que resulta más extraño y consiste en huevos completamente arrugados. Se debe a:

  • Factores hereditarios.
  • Enfermedad de Newcastle y bronquitis infecciosa.
  • Uso excesivo de antibióticos.
  • Consumo excesivo de calcio.
  • Deficiencia de cobre.

Huevos estriados

Es uno de los defectos de calidad en los huevos de gallina que se ven con más frecuencia y corresponde al huevo de la izquierda en la foto superior. Se debe a:

  • Gallinas estresadas.
  • Enfermedades como la bronquitis infecciosa.
  • Gallinas con problemas en las glándulas que intervienen en la formación de la cáscara.
  • Hacinamiento

Huevos ásperos

Es el caso del huevo que aparece a la derecha en la imagen superior. La aspereza o rugosidad de la cáscara se debe a pequeñísimos depósitos de calcio que se producen por:

  • Gallinas viejas y sometidas a estrés.
  • Alimentación inadecuada.

Huevos blanquecinos o con manchas blancas o marrones

Este es otro de los defectos de calidad en los huevos que aparece con bastante frecuencia. Se trata de depósitos anormales de calcio que se producen por:

  • Problemas en las glándulas que intervienen en la formación de la cáscara.
  • Interrupciones durante el proceso de calcificación.
  • Mala alimentación con exceso de calcio.

Huevos con cáscara translúcida

Al poner el huevo junto a una lámpara se aprecian zonas de la cáscara que dejan pasar la luz. Esto se produce debido a:

  • Exceso de humedad en el gallinero.
  • Enfermedades causadas por hongos.
  • Déficit de manganeso.
  • Hacinamiento.

Huevos asimétricos o con abolladuras

Sucede cuando el huevo se rompe durante su formación pero la rotura se “repara” antes de la puesta. Se debe a:

  • Iluminación incorrecta.
  • Gallinas sometidas a estrés.
  • Gallinas viejas.
  • Hacinamiento en el gallinero.

Huevos con “cicatrices”

Parecido al caso anterior, pues se producen fisuras durante la formación que se reparan antes de la puesta. Se debe a:

  • Gallina sometida a estrés en el momento de la calcificación.

Huevos deformes

Demasiado grandes o demasiado pequeños o demasiado redondos o demasiado alargados. Se deben a:

  • Aparato reproductor inmaduro.
  • Enfermedad de Newcastle, bronquitis infecciosa o laringotraqueitis.
  • Estrés.
  • Hacinamiento.

Huevos con bandas circulares con distinta pigmentación o con zonas planas

Se producen cuando dos huevos están en contacto durante la formación. Se debe a:

  • Estrés.
  • Cambios en la iluminación.
  • Gallinas enfermas.
Defectos de calidad en los huevos

Defectos de calidad en los huevos

Fuentes | AlltechGranja Rebelde