La nevera de Raquel Revuelta.

La nevera de Raquel Revuelta. CEDIDA

Reportajes

Abrimos la nevera de Raquel Revuelta con sus 10 productos: "Compro 'online' en Mercadona"

La ex Miss España abre su frigorífico a EL ESPAÑOL para hablar sobre sus hábitos de consumo y de cómo cuida de su dieta y la de sus hijos.

4 abril, 2021 17:50

Noticias relacionadas

Raquel Revuelta Armengou (Sevilla, 1967), como saben, ha sido una de las modelos españolas más aclamadas. Tanto que en 1989 llegó a ser Miss España. Con ese hito, que marcó su vida, la profesional inició una larga trayectoria en el mundo de la moda e, incluso, de la televisión. En todo caso, Raquel ha desarrollado la mayor parte de su vida profesional en la agencia de modelos Doble Erre, la cual abrió en la capital hispalense. 

Pero lejos de las pasarelas a las que está acostumbrada desde que empezara a trabajar, la profesional cuenta a EL ESPAÑOL cómo han ido cambiando sus hábitos de consumo y qué gustos tiene para mantener la línea a sus 53 años de edad. Eso sí, ha reconocido a este medio que le encanta comer y que si le ponen cualquier plato por delante, se lo come. “Para mí, comer es uno de los placeres de la vida. Hay que cuidarse, claro, pero todo es cuestión de tener una vida equilibrada”, ha contado.

Madre de tres hijos —Claudia (25 años), Miguel Ángel (23) y Nicolás (19)—, Raquel confiesa a este periódico que los jóvenes, “muy deportistas”, asaltan todos los días su nevera. Por ello, destaca también su incesante lucha de tenerla siempre llena de todo tipo de productos que satisfagan sus necesidades y las de sus descendientes. A continuación, Raquel Revuelta abre su frigorífico a EL ESPAÑOL para contar qué compra, dónde lo hace y por qué.

Raquel Revuelta, ex Miss España y empresaria.

Raquel Revuelta, ex Miss España y empresaria.

Lo hace después de que Florentino Fernández (Flo), Joaquín Reyes y José Mota, tres grandes del mundo de la comedia; Lydia Lozano, periodista y colaboradora del programa Sálvame; Melyssa Pinto, exconcursante de La isla de las tentaciones; Raquel Sánchez Silva, presentadora de Maestros de la Costura; Sonsoles Ónega, presentadora de Ya es mediodía; Carlos Sobera, presentador de First Dates; Fabiola Martínez; Rafael y Antonio, de Los del Río; y el actor Josema Yuste abrieran sus neveras a este periódico para contar qué comidas o bebidas nunca pueden faltar en sus hogares.

—Raquel, ¿qué relación tiene con su nevera?

—Depende de cómo se porte ella conmigo. Quiero decir, si abro la nevera y veo cosas que me apetecen mucho, que me agradan y que me vienen bien, me llevo genial con ella. Ahí tenemos una relación excelente. Pero como esté vacía y no tenga los alimentos que me apetecen en ese momento, me llevo fatal con ella. Me enfado mucho. Esto pasa bastante a menudo, porque, literalmente, mis hijos saquean la nevera. Por mucho que pretenda tenerla llena, mis hijos varones, que son jóvenes y muy deportistas, la vacían enseguida. Ellos no se alimentan, sino que devoran (ríe).

—¿Dónde compra los productos que tiene en su nevera?

—Normalmente uso tres tipos de supermercados diferentes. Me gusta mucho comprar en un sitio llamado Hello Market, que es un supermercado online. Ahí me encanta comprar fruta y verdura. Aunque me gustaría comprarla in situ para poder verla y tocarla, no tengo mucho tiempo para hacerlo. Por ello, recurro a esta superficie porque son especialistas en elegir las piezas y están muy bien.  

Luego, el resto de la compra, la hago siempre online en Mercadona porque hay productos que me gustan mucho. Me parece que los artículos que venden tienen una relación calidad-precio bastante buena. Y, por último, voy al típico supermercado que está cerquita de casa por si hace falta algo concreto. Se llama Suma y, la verdad, no está abierto 24 horas, pero casi. Abren, incluso, los festivos.

—¿Podría darme ejemplos de productos de Mercadona que le guste por su relación calidad-precio?

—De Mercadona… Por ejemplo, hay un queso que me encanta: el queso viejo tostado de Hacendado. Luego hay una pasta fresca que la compro porque nos gusta mucho en casa. Sobre todo la comen mis hijo varones, que son muy deportistas. De hecho, los dos están estudiando Ciencias del Deporte y están todo el día entrenando, así que los hidratos de carbono que les aporta la pasta (1), les vienen bien. A mí, la pasta también me gusta mucho, pero la tomo menos por mi salud gastronómica. No me sienta muy bien.

Aparte, me encanta la bebida vegetal de soja de Mercadona (2) y, también, me gustan los congelados, por ejemplo. Me parece que tiene un pescado congelado muy rico. Sobre todo, la lubina o el salmón.

Raquel Revuelta posa junto a su nevera.

Raquel Revuelta posa junto a su nevera. CEDIDA

—Raquel, ahora mismo, ¿qué productos son los que tiene en su nevera?

—En mi nevera tengo el yogur de bífidus natural 0,0% de Mercadona (3) y una mozzarella que me encanta. A mí, el queso me encanta, pero intento comer quesos que no engorden mucho. En mi casa somos muy queseros. Es verdad que a los varones les gusta más el jamón ibérico, pero a mi hija Claudia y a mí nos gusta mucho más el queso.

En mi nevera, también tengo todo tipo de fiambres: jamón york, pavo, bacon. Este lo usamos mucho para la pasta. Y, en la siguiente balda, tengo los yogures de Mercadona y los de Activia 0%, que los compro en el Suma. Para mis hijos, que no se preocupan tanto por el azúcar, hay natillas con galletas, tocino de cielo...

Además, en la nevera también hay batidos Puleva de vainilla y de fresa (4) para mis hijos y pizzas (5), que tampoco faltan nunca en mi casa. Y el resto de la nevera está siempre repletita de verdura (6). Hay de todo tipo, porque, por ejemplo, nos encanta hacernos zumos naturales por la mañana con espinacas, apio, jengibre… Y también hay todo tipo de frutas como melón, aguacate o tomate.

—¿Qué productos tiene en la puerta de su nevera?

—En la primera balda de la puerta tengo mantequillas y margarinas. En la segunda, hay muchas salsas (7): salsa gaucha, salsa de trufa, mayonesa Hellmann's… Y una botellita de zumo de limón exprimido de Mercadona, que nunca falta.

También tengo unas mermeladas (8), que las uso cuando, a veces, hago dieta hiperproteica. Son de las marca Essential Diet, que, en realidad, tienen de todo, como crema de cacao, quesos… Todo con proteínas. A veces, son los productos que uso para desayunar, pero no abuso. Sirven para perder unos kilos en pocas semanas, pero hay que controlarlo para que no haya efecto rebote. En todo caso, la dieta hiperproteica no es algo que pueda repetir con frecuencia.

También, recientemente he descubierto los tés Kombucha (9), que son una excelente alternativa que evita que tomemos refrescos. Son muy sanos porque tienen ingredientes orgánicos, tés fermentados, probióticos y no tienen ni conservantes ni químicos. Son refrescantes y me gustan mucho y, la verdad, los recomiendo.

A Raquel le encantan las frutas, las verduras y los tés Kombucha.

A Raquel le encantan las frutas, las verduras y los tés Kombucha. CEDIDA

—Ya que me habla de bebidas, en su casa, ¿cuáles consumen?

—De diario, en mi casa se bebe agua (10). No hay cervezas ni nada por el estilo. A mí, por ejemplo, no me gusta la cerveza. Por un lado, es algo bueno porque a los muy aficionados a la cerveza, como contraindicación, les sale barriguita cervecera. Pero, por otro lado, estaría bien que me gustase porque no puedo experimentar el placer de beber una cerveza fresquita después de hacer deporte. Dicen que es algo muy bueno. Además, es una bebida muy sana. Pero a mí no me entra. No sé por qué, pero no me gusta el sabor.

Pero también te digo que en casa no falta nunca una botellita de vino blanco fresquita en la nevera. A mí el que más me gusta es el Marqués de Cáceres. Pero bueno, cualquier vino blanco verdejo me gusta. O, también, el vino tinto. Me tomo mis copas, pero puntualmente.

—En su casa, ¿qué tal llevan el orden de su nevera?

—Fatal. Un desastre. Somos muchos los que manipulamos la nevera y entonces no hay ni orden ni concierto. Afortunadamente, tengo ayuda en casa y cuando es un despropósito ponemos orden en la nevera.

—¿Qué caprichos le gustan a Raquel Revuelta?

—Por norma general como muy sano porque me gusta. Me encanta la verdura; no soy muy carnívora. Y, de hecho, me gusta mucho más el pescado. Lo disfruto muchísimo. Hay un restaurante en Madrid, el Zoko Valdemarín, del cual soy socia, que prepara unos pescados buenísimos. 

Soy socia porque yo veraneo en Zahara de los Atunes [Cádiz] y, como su propio nombre indica, se pesca mucho atún. Y el dueño del Zoko empezó con su restaurante original en Zahara, por lo que su especialidad es el atún. A mí me encanta el atún en todas sus versiones. Es mi capricho. El atún fresco de Almadraba me pierde y, además, es muy sano.

Para Raquel Revuela el atún es un auténtico capricho.

Para Raquel Revuela el atún es un auténtico capricho.

—Y dulces… ¿Le gusta alguno en especial?

—De vez en cuando me gusta darme también un capricho con algún postre rico, alguna tarta... La que más me gusta del mundo mundial es la tarta de queso. O, también, en estas fechas, me encantan las torrijas de mi tierra.

—¿Le gusta cocinar?

—No me gusta mucho la cocina. En realidad, no es que no me guste: estoy segura de que me aficionaré a la cocina cuando tenga más tiempo y mi vida no sea tan acelerada porque soy muy creativa. Normalmente, todo lo que implique trabajar con las manos se me da bien. 

Me encanta pintar y no lo hago del todo mal. También, cuando era pequeña me gustaba mucho coser y hacerme cositas como las bolsas que usaba para llevar los libros o los estuches… Todo lo que sea trabajo manual me gusta y no se me da mal. Por eso te digo que la cocina me gustará cuando tenga más tiempo. De momento, cuando cocino, mi hijo pequeño me dice que le gusta lo que preparo.

—¿Qué no comprarías jamás?

—Uf... Todo lo que tenga que ver con la casquería en general. No soy escrupulosa, pero no me gusta su aspecto. Soy una persona que como no le entre una comida por los ojos, difícilmente la compraré.

—La vista es un sentido importante para usted a la hora de comer...

—Sí, pero todos los sentidos. Ahora, no obstante, estoy atravesando una etapa un poco angustiosa, porque pasé la Covid-19 en enero y no he recuperado al 100% el gusto y el olfato. Entonces, imagínate, fatal porque no puedo disfrutar tanto de la comida. Y eso me da mucho coraje… ¡Me entra mucha rabia! 

Me pongo de mal humor y todo. De hecho, de pequeña era una niña muy buena, pero mi madre me decía que sólo me ponía de mal humor cuando tenía hambre. Y me sigue pasando. Como tenga hambre y no pueda disfrutar de la comida, me pongo de un mal humor horrible (ríe).

Raquel Revuelta desvela que no ha recuperado el gusto y el olfato al 100% desde que superó la Covid-19.

Raquel Revuelta desvela que no ha recuperado el gusto y el olfato al 100% desde que superó la Covid-19. Efe

—¿Cómo ha variado su dieta a lo largo de los años?

—Los hábitos que me enseñaron en casa de pequeña siempre han sido saludables. Por ejemplo, rara vez había Coca-Cola o refrescos y es algo que pasa hoy en día en mi casa. Tampoco solía haber comida precocinada. Siempre comíamos alimentos frescos; no procesados y eso lo hago ahora también.

Eso sí, en mi casa se comían muchos guisos, arroces, potajes, tortillas de patata… De todo. Cosas muy ricas y en aquella época de crecimiento pues no me afectaban para nada. Pero, ahora, esos hábitos los tengo que cuidar más y, por ejemplo, ceno cosas más suaves como pollo o pescado a la plancha con ensalada.

Otro plato que me gusta mucho y ahora lo como poco es el pescaíto frito que es muy típico de aquí, de Andalucía. Prefiero pedir en vez de calamares fritos, por ejemplo, unos chipirones a la plancha y cosas así. Esos son los cambios de dieta que he tenido a lo largo de los años porque el metabolismo cambia y uno necesita menos comida. Hay que aceptar que los años se notan, pero no tiene porqué suponer una frustración.

Raquel Revuelta en una imagen de archivo.

Raquel Revuelta en una imagen de archivo.

—Raquel, nomine a un personaje para próximas neveras.

—Voy a nominar a Elsa Anka porque somos amigas y creo que puede dar mucho juego. Además, ella y yo hemos llevado vidas paralelas y creo puede ser interesante que nos hable de sus hábitos de consumo porque se preocupa y es una mujer muy sana. Me gusta mucho su estilo de vida. O, también, podría ser interesante lo que pueda contar Eva González, que empezó como modelo en mi agencia, en Doble Erre, y que ahora está muy activa.

También te puede interesar...

-Abrimos la nevera de Josema Yuste con sus 10 productos: "Soy de Mercadona, Hipercor..."

-Abrimos las neveras de Rafael y Antonio, Los del Río: "Yo soy de Cruzcampo; mi mujer, de Mercadona"

-Abrimos la nevera de Fabiola Martínez con sus 10 productos: "Soy una yonqui de la Nutella"

-Abrimos la nevera de José Mota con sus 10 productos: "Descubrí la gelatina y me sienta bien en la digestión"

-Abrimos la nevera de Carlos Sobera: "Me gusta el helado de Mercadona, ya que es bajo en azúcar"

-Abrimos la nevera de Sonsoles Ónega con sus 10 productos: "Compro en Mercadona por cercanía"

-Abrimos la nevera de Raquel, de 'Maestros de la Costura': "Tengo fruta y verdura con exageración"

-Abrimos la nevera de Melyssa, de 'La isla de las tentaciones': "Nunca falta guacamole del Mercadona"

-Abrimos la nevera de Lydia Lozano con sus 10 productos: "¡Mercadona, mejora la tortilla!"

-Abrimos la nevera de Joaquín Reyes para ver sus 10 productos: "Mercadona es como ir a una disco"

-Abrimos la nevera de Flo para ver sus 10 productos imprescindibles: "La con piña es lo peor"