Will Smith

Mantan Moreland y Francine Everett en la película Tall, Tan and Terrific

Un Oscar para la discriminación

Hollywood está que arde. La Academia cambia los estatutos para aumentar la diversidad de sus nuevos miembros.
Lino González Veiguela