Restaurantes

Can Truy Ibiza, así afronta la apertura un restaurante en tiempos de coronavirus

Can Truy (Ibiza) preparaba la apertura de su restaurante al público. La crisis del COVID-19 paralizó sus planes, aún así se mantienen optimistas.

11 mayo, 2020 18:19

Can Truy, espacio de eventos en Ibiza con más de 40 años a sus espaldas, había escogido este mes de mayo como el elegido para abrir su primer restaurante al público. Pero el coronavirus cambió sus planes. Pero lejos de lamentarse, lanzan a la hostelería un mensaje de ánimo y optimismo. 

Can Truy, el genuino sabor de la isla: Raíces y productos ibicencos

Corría el año 1964, cuando Adrián, el abuelo de Alex Thompson, llegaba a la isla de Ibiza. Lo primero que hizo fue coger un taxi y dar una vuelta. Lo que vio le dejó totalmente prendado. Pero lo que más mella hizo en él, fueron los pueblos de Escanar y Can Truy. Así, al tiempo, abrió las puertas de un hotel en Escanar. Al poco tiempo, compró el terreno de Can Truy, que en esta primera etapa, funcionó como huerto de frutas y verduras para el abastecimiento del hotel Panorama.

"En 1984, Can Truy pasó a ser de mis padres y, un año más tarde, lo convirtieron en un restaurante centrado en eventos como bodas, bautizos y comuniones", apunta Thompson, ahora al frente de este coqueto espacio ibicenco. Sus padres llegaron a una isla apenas explotada, viendo la perfecta oportunidad en apostar por la gastronomía y el turismo, a la par que pensaban en la naturaleza, las rutas turísticas y las familias. Pero también lo hicieron por el deporte. De hecho, construyeron un circuito de 5km en la finca, para recorrer en Mountain Bike. 

35 años después, pasan el testigo a Alex Thompson, tercera generación a cargo de este espacio. "Mi visión es volver a cómo era Can Truy hace 50 años, a cómo era cuando mi abuelo lo compró. Abriremos de cara al público todas las noches en principio y seguiremos enfocado a eventos, porque el espacio es ideal para llevarlos a cabo", nos cuenta. 

¿El lema? 'De la tierra a la mesa'. "Vamos a seguir trabajando con los productos del huerto que tenemos, con productores cercanos a la finca... Queremos servir comida de mis abuelos, servida por los nietos. Comida mediterránea, de la isla y de toda la vida, pero adaptada a las nuevas tendencias culinarias", explica. 

En Can Truy cuentan con su propio huerto, en el que encontrar verduras y frutas de temporada. Para la carne, se abastecerán de pequeños productores. "En la isla no hay ternera, pero sí hay cordero, pollo y porc negre y trabajaremos con los ganaderos locales. El producto que tengan, será lo que pongamos en la carta. Lo que capturen los pescadores ibicencos, será lo que sirvamos por la noche en nuestra mesa."

Así harán una carta corta, que irá cambiando en función del producto que obtengan y que será orquestada por el chef César Galán, con platos como un arroz arbóreo elaborado a la brasa con alcachofas de temporada, una gamba roja ibicenca con holandesa de sobrasada y fritura corta en wok de su cabeza o un caldero de pollo payés, entre otros. 

Los únicos de Europa en utilizar un horno hangi

Y hay más, porque además de auto abastecerse y ahondar en las raíces gastronómicas de la isla, cuentan con un novedoso sistema de cocinado, un horno Hangi, el único en Europa. Cuando estaban al frente los padres de Alex, acuñaron un concepto, las 'Polynesian nights' con toques hawaianos y muy especialmente Neo Zelandeses, usando el horno Hangi como principal atracción culinaria.

"Se trata de un sistema natural de Nueva Zelanda. Consiste en hacer un agujero en la tierra en el que se colocan rocas volcánicas calentadas. A continuación se cubre y sobre ello se colocan las cestas con comida, lo que hace que la comida se cocine y se ahume durante 3 horas. Deja tan tierna la carne, que se deshace en la boca. Principalmente lo utilizamos para el cordero y cerdo. Se puede usar para cocinar todo, verduras, pan, pescado... Pero lo que mejor queda son las carnes y pescados. ¡Demasiado trabajo para hacer un pan!", ríe Alex. 

Todo preparado para cuando les permitan abrir

Los hosteleros en Ibiza están preocupados. Buena parte de la isla, vive de la temporada de verano. Por eso, a principio de la crisis, más de 80 empresas privadas y profesionales de la isla, crearon #moveyoursring una plataforma para promover que la temporada 2020 se alargue. Ibiza goza de buenas temperaturas prácticamente todo el año, lo que la convierte en un destino perfecto para el otoño.

"En Ibiza la temporada suele durar 6 meses. Can Truy tiene también una parte de terraza cubierta, que utilizaríamos para alargarla por lo menos hasta 8 meses.", comenta Alex. Can Truy, como restaurante dirigido al público en general, iba a abrir el 7 de mayo. "Hemos seguido trabajando para tenerlo todo listo para cuando podamos abrir. Lo bueno de aquí es que el espacio es muy grande y todo es al aire libre. Cuando volvamos a la normalidad podremos adaptarnos a esta situación, con la separación de mesas, controlando aforo...", apunta. Ahora, la fecha de apertura se ha retrasado a principios de julio, por el momento.

"En las Baleares dependemos mucho del turismo y está claro que eso, este año, va a bajar muchísimo. Pero tenemos que ser positivos y no es momento de parar, sino de pensar y seguir adelante", explica Alex. "Tenemos que pensar también el cliente local, la gente de la isla, que es la que nos da de comer en los meses fuera de temporada y también con el turismo nacional". 

¿Y cuando puedan abrir? "Ibiza será la protagonista. Todos los detalles serán de la isla. Ibiza con los años ha perdido un poco su identidad. Nosotros queremos recuperarla. Quizás cuando todo arranque, sea una payesa la que te abra la puerta y te de la bienvenida a Can Truy", cuenta. Y lanza un mensaje de optimismo: "Cuando nos entra el miedo, queremos parar, cerrar, evitar todos los gastos posibles... Pero en vez de hacerlo, debemos replantar el negocio, seguir adelante. Estoy seguro de que juntos saldremos adelante y ahora más que nunca, nos apoyamos entre nosotros", conlcuye.

Información sobre el coronavirus: