Restaurantes

Etxeko Ibiza, el nuevo restaurante de Martín Berasategui en la isla blanca

Probamos el recién inaugurado Etxeko Ibiza de Martín Berasategui, hasta donde el chef ha llevado algunos de sus platos icónicos y nuevas creaciones inspiradas en la isla balear.

Ibiza es la isla en la que todos imaginamos vivir un verano idílico bañados por las aguas cristalinas del Mediterráneo, viendo los espectaculares atardeceres en el horizonte mientras la música suena de fondo o, desde ahora, degustando la espectacular cocina de Martín Berasategui. 

Etxeko Ibiza es la nueva apertura del chef vasco en la isla, a la cuál homenajea en muchos de sus platos empleando producto autóctono pero también acercando la cocina de su tierra, tan importante en la vida de Berasategui. 

El restaurante se encuentra situado en una lugar inigualable: Cala Nova. Las vistas al mar de agua turquesa y transparente son el marco incomparable que hace de la experiencia de comer en Etxeko Ibiza algo único e inigualable. 

Comer en Etxeko Ibiza

Podemos decir que hemos tenido el placer de estrenar Etxeko Ibiza y comprobar que no va a dejar indiferente a ninguno de los comensales que vivan la experiencia. 

Se puede pedir a la carta o bien el menú degustación (100 € / persona y a mesa completa). 

Las cortinas de lino bailaban con la suave brisa que empujaba el mar. Es un cuadro en el que predomina el azul en todos sus tonos, desde el más oscuro o añil que vemos en el horizonte, al turquesa que traen las olas. 

Con ese fondo arranca el paseo de los platos por las mesas, los cuales suman colorido y traen el sabor de la isla a la mesa. 

Para abrir boca, Mantequilla de citronella y de boletus, las cuáles se untan sobre pan rústico o pan de algarroba, siendo este segundo de un color oscuro que nos recuerda al pan de centeno pero nada tiene que ver con su sabor, mucho más suave y tremendamente agradable.  

Después pasamos a una combinación de tres creaciones de Berasategui que son tan conocidas como este apellido: Melón osmotizado, Crujiente de tapioca y remolacha con tartar de sirvia (también conocido como pez limón, pescado que abunda en las aguas de la isla) y pequeños toques de rábano picante y Croqueta cremosa de jamón ibérico. Para disfrutarlo más, nos recomiendan comerlo exactamente en ese orden y de un bocado cada pieza.

Gracias a seguir ese orden, experimentamos diferentes sensaciones en boca en tan solo tres bocados: frescor, crujiente y cremosidad. Sin duda, un trío perfecto que no ha hecho más que abrir nuestro apetito. 

Llega el turno de uno de los platos más sublimes (sin desmerecer a los demás). El Gazpacho de tomate ibicenco y melocotón de viña con infusión de frutos del mar al Txakoli K5. Tiene algo que hace que cada cucharada quede grabada en tus papilas gracias a las texturas y su sabor. Una de las propuestas más exquisitas de la carta de Etxeko Ibiza.

Pero esto no ha hecho más que empezar. Queda lo mejor. Hay dos platos que no han perdido su fuerza desde hace años, que son puro Martín Berasategui y que pasarán a la historia. Y ambos han aterrizado en la isla para recordarnos las raíces del chef, a las cuáles no renuncia nunca y que están presentes en todo lo que hace. 

El primero de ellos es el Milhojas caramelizado de foie, anguila ahumada y manzana verde. Nació en 1995 y hoy sigue siendo el plato icónico de Martín. Al primer bocado entiendes que se siga hablando de él y de la personalidad que tiene este bocado,- delicioso y verdaderamente único. 

El segundo es la Ensalada de tuétanos de verdura con cinco tipos de lechuga, bogavante, aguacate, espárrago y gelatina de agua de tomate (foto de portada). Hablamos de un plato que nace en 2001 y que supone un vuelco en el uso de las verduras en la alta gastronomía. Esta ensalada se come con cuchara, procurando coger siempre ese agua del fondo y tantas elaboraciones como puedas. 

Una vez han hecho acto de presencia estos míticos bocados, aún queda camino por andar. Llega a la mesa una Merluza a la brasa albardada con tocineta ibérica sobre perlitas de hinojo, emulsión de berros, bombones de aceitunas y brotes frescos. El mar y la tierra fusionados en un plato con maestría. 

Y los platos salados acaban en todo lo alto con un Canelón de pollo payés, papada de cerdo negro ibicenco y una ligera bechamel de setas con fondo rustido. Con él cerramos los platos salados para pasar al dulce.

El primero de los postres es Esencia fría de albahaca con sorbete de lima, granizado de enebro y toques de almendra cruda. Los tonos verdes iluminan la mesa y revitalizan el paladar, preparándonos para el remate final. 

Por último, llegan a la mesa la Sopa de rooibos y esencia de galleta, servida en vasos de chupito, y el Esponjoso de coco y Nube de cacao sobre una pizarra. Pequeños bocados pero de grandes sabores. 

Con ellos acaba un almuerzo que nos ha dejado tan impresionados como el paisaje. 

¿Dónde está Etxeko Ibiza?

El restaurante se encuentra ubicado ni más ni menos que en el recién inaugurado Bless Hotel Ibiza, del grupo Palladium. Este hotel está dedicado a lo que han bautizado como "lujo hedonista". 

El escenario en el que se sitúa es privilegiado, desde luego, pero su interior no se queda atrás, ya que su decoración está inspirada en el inconfundible estilo de Coco Chanel. Por ello predominan el blanco y el negro con toques de color perfectamente seleccionados y cuidados para encajar en esta estética de buen gusto y lujo. 

Cuenta con 151 habitaciones con vistas al mar, un spa de 900 m2, peluquería, gimnasio y dos infinity pool que le hacen la competencia a la mismísima playa. 

Para el restaurante se ha creado una atmósfera muy elegante pero acogedora donde los tonos tierra, la madera y los detalles dorados predominan en un comedor amplio que mira al mar, dejando con una gran cristalera que entre la luz y la brisa marina. 

Cinco espacios gastronómicos más sin salir del hotel

La gastronomía llena Bless Hotel Ibiza. La joya de la corona es Etxeko Ibiza de Martín Berasategui y le acompañan otros cinco espacios gastronómicos:

  • Breakfast Terrace, un espacio pensado para que los huéspedes disfruten de un exquisito desayuno buffet o a la carta
  • Llum Pool Club, a pie de piscina para los almuerzos más distendidos
  • Epic Inginity Lounge en la azotea del hotel
  • Tris Vermutería & Bar, una barra de estilo muy Nueva York años 20 en la que disfrutar de copas, cócteles y vermuts
  • Salao Atlantic Restaurant, cuya oferta gastronómica se centra en los productos del mar y une cocina atlántica y mediterránea.

Y tras saborear la cocina de Berasategui en Ibiza (¡quién lo hubiera pensado!) nos vamos de allí con el estómago feliz, los pulmones llenos de aire fresco y la piel acariciada por el sol y la brisa, sabiendo que volveremos. 

Ya hay quien se pregunta si Etxeko Ibiza conseguirá la primera estrella Michelín para las Baleares. De momento,Martín no promete nada más que mucho trabajo y esfuerzo para no defraudar a quienes visiten este nuevo enclave gastronómico. El tiempo dirá.