En mi caso, siendo sólo dos en casa, comprar alimentos frescos no renta  porque casi siempre terminan poniéndose malos, como le iba a pasar a medio kilo de carne picada que se me olvidó congelar hace ya unos días.
Lo primero que se me paso por la cabeza fue hacer albóndigas, pero no tenía ni ganas ni tiempo . Así que se me ocurrió que con unos cuantos ingredientes más haría una salsa estupenda para un poco de pasta y un relleno perfecto para unos pimientos que más tarde congelaría.

Noticias relacionadas

Pimientos rellenos

Ingredientes:
1 Lata de pimientos enteros al natural
200 gr de carne picada
Nueces
Pasas
2 Cucharaditas de harina
Leche
Sal
Pimienta
Aceite.

Preparación
Para empezar hay que picar un poco las nueces y las pasas  (no hace falta que sean trozos minúsculos) para después  darles un golpe de calor rápido en una sartén con una cucharadita de aceite.
Antes de que los frutos secos se tuesten añadir la carne picada a la sartén con una pizca de sal y pimienta.
Mientras la carne se va haciendo tenéis dos opciones, poner a cocer un poco de pasta si vais a usarla como salsa, o abrir una lata de pimientos y colocarlos sobre papel de cocina para escurrirlos lo máximo posible, yo hice las dos cosas a la vez.
En cuanto la carne esté en su punto tenéis que añadir un par de cucharaditas de harina y remover para que ésta se tueste y no se quede cruda. Cuando esté listo hay que añadir un vasito de leche y removerlo para que se quede todo como una bechamel espesa de carne.
Por último, rellenar con cuidado los pimientos y dejar enfriar si los vais a congelar como yo o añadir un poquito de queso rallado y meterlo 5 min al horno.

Truco: Si la salsa de la carne la vais a usar también para la pasta os recomiendo primero rellenar los pimientos y al picadillo que sobre echarle un poco más de leche o nata, para que como salsa no esté tan denso.

Resultado

Bueno, fácil y a demás la mejor forma de aprovechar 1/2 kilo de carne.

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: 2/10

Digestión: 5/10

Precio: 5€