Empieza la guerra del café, y además de verdad. Hasta ahora decir café en cápsula era decir Nespresso. La marca de Nestlé hizo un gran trabajo y nos presentó un producto premium y lo convirtió en un megaventas y en un producto que cada vez está en más y más hogares, pese a que, no es precisamente barato.

Noticias relacionadas

Por supuesto, la gigante suiza no pensó en solo ese target si no también en otras gamas y por eso también lanzó Nescafé Dolce Gusto. Otros vieron un filón en este mercado y se animaron, como el caso de Marcilla y Phillips y su Senseo, o la versión del emperador del sector alimentario: Kraft Foods, que lanzó Tassimo.

La cosa no acaba aquí, pues Mercadona (a la que seguirán miles de establecimientos) decidió reventar la estrategia, y con el apoyo de United Coffee (empresa que les suministra) van a lanzar en breves su marca blanca de café en cápsulas monodosis.

Ahora (un mes después de esta gran noticia), salta la banca: Starbucks se mete de lleno en el negocio del café monodosis en cápsula, y quiere competir con Nespresso, cuerpo a cuerpo.

starbucks-pods

Aunque no está mal recordar, que Tassimo tiene ya una cápsula de Starbucks, aunque simplemente es “seleccionada por”, pero cuenta.

Tal y como están las cosas los amantes del café en cápsula, yo mismo, ahora dispondremos de muchas opciones: Café premium (Starbucks y Nespresso), café “social” (Dolce Gusto y Senseo), café barato (Mercadona). ¿Quién ganará, el valor de marca o el precio? Bonita batalla de Marketing se avecina…

Via | Europa Press

PD: Os enseñaremos a cómo reutilizar y rellenar las cápsulas de Nespresso, para ahorrar un poco más. Próximamente, en las mejores pantallas.