Sopas y cremas

Receta de sopa en dos minutos con un ingrediente que siempre tienes

Probablemente es la receta de sopa más rápida, barata y fácil de la historia, cocina de emergencia en estado puro para cocinillas que aprovechan todos los recursos.

12 enero, 2021 15:36

Con el temporal Filomena aún haciendo de las suyas, los supermercados quedándose sin género, mucha gente sin poder salir a la calle y teniendo que cocinar con lo que tienen por casa, no es momento de ponerse a preparar grandes platos, sino de echar mano de recetas ultrasencillas que bien podrían formar parte de un manual Cocinillas de recetas de emergencia.

Recetas como la de la sopa que os voy a contar ahora, para la que no hace falta saber cocinar, y para las que todo lo que necesitas son ingredientes que se pueden encontrar en cualquier casa -en este caso, con un huevo y algunos condimentos básicos nos vamos a marcar una sopa para templar el cuerpo que nos va a saber a poco- nos pueden sacar de algún que otro apuro.

Esta sopa de huevo tan rápida es una sopa sencillísima que se prepara en menos de 2 minutos y para la que, como os adelantaba, solo se necesita prácticamente un huevo, por lo que es perfecta para esas noches en las que nos apetece algo rápido, ligero y calentito y no queremos ponernos a cocinar un montón de raciones de sopa.

También es perfecto como entrante cuando estamos a dieta, pues es una sopa que aporta las proteínas del huevo, apenas tiene calorías pero nos llena de manera que con una ración más pequeña del plato principal quedaremos completamente saciados.

Os puedo asegurar que en el tiempo que llevo hablando de esta receta de sopa de huevo rápida hubiese tenido tiempo de hacer la sopa, de comerla, de fregar lo poco que se ensucia al hacerla y hasta de tomarme algo de postre. Porque de verdad que no se tarda ni dos minutos.

Como se trata de aprovechar lo que uno tenga en casa, os voy a proponer dos versiones.

La primera, que aprendí a hacer de mi madre, ella la llamaba “gazpachuelo” porque es una versión muy pero que muy simplificada del gazpachuelo malagueño.

La segunda, está inspirada en la sopas de huevo de los restaurantes chinos, que esa seguro que os suena más

En cualquier caso, quedaos con que es una sopa casera que se prepara en menos tiempo que una sopa de sobre y que se puede hacer tanto con algún caldo casero que hayamos hecho con antelación y tengamos en el congelador, como con agua o, si lo preferís, con un caldo de pastilla.

Cómo hacer una sopa de huevo en dos minutos

Ingredientes

Para la sopa de huevo estilo gazpachuelo

  • Huevo, 1
  • Vinagre o zumo de limón, 1 cucharada
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada
  • Agua, 300 ml
  • Sal

Para la sopa de huevo estilo chino

  • Huevo, 1
  • Salsa de soja, 2 cucharadas (o pasta de miso)
  • Aceite de sésamo, 1 cucharadita (opcional)
  • Pimienta molida, al gusto
  • Agua, 300 ml
  • Hierbas aromáticas (perejii, cebollino, cilantro, ...)

Para la sopa estilo gazpachuelo vamos a necesitar un plato hondo, un bol en el que serviremos la sopa, un recipiente apto para microondas, unas varillas y una cuchara.

Paso 1

Engrasamos el plato hondo con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y cascamos el huevo en él.

Paso 2

Con una cuchara sopera cogemos la yema, la pasamos al otro bol y echamos una pizca de sal.

Paso 3

Añadimos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y otra de vinagre y batimos bien con las varillas.

Paso 4

Calentamos el caldo durante 40 segundos en el microondas a 800 W, no tiene que hervir. Mientras se calienta el caldo, batimos la clara de huevo con un poco de sal.

Paso 5

Sacamos el caldo del microondas, y metemos la clara durante 50 segundos a 800 W para que se cuaje. Troceamos la clara cuajada en tiras finas.

Paso 6

Añadimos el caldo poco a poco sobre la mezcla de yema sin dejar de batir. Troceamos la clara cuajada y la agregamos al caldo. Rectificamos de sal si fuese necesario.

Para la sopa estilo chino vamos a necesitar un cazo, un bol en el que serviremos la sopa, un bol para batir el huevo y una cuchara para remover la sopa.

TatayaKudo iStockPhoto

Paso 1

En un cazo ponemos a calentar el agua para que coja temperatura pero sin que llegue a hervir.

Paso 2

Mientras tanto batimos el huevo en un bol con una pizca de sal. Es importante que quede muy bien batido mezclando totalmente la yema con la clara.

Paso 3

Retiramos el cazo del fuego y echamos una o dos cucharadas de salsa de soja o una cucharada de pasta de miso, una cucharadita de aceite de sésamo y un poco de pimienta molida. Mezclamos bien y, si es necesario rectificamos de sal y pimienta.

Paso 4 

Añadimos el huevo batido sobre el caldo caliente en forma de hilo mientras removemos el caldo con ayuda de una cuchara.

Paso 5

Servimos inmediatamente con algunas hierbas aromáticas picadas por encima.