hamburguesa vegetariana sana

hamburguesa vegetariana sana

Saludables

La receta de hamburguesa vegetariana más rica y fácil que probarás

Noticias relacionadas

Preparación: 30 min. Dificultad: Media Personas: 5

No nos cansamos de probar nuevas combinaciones vegetarianas. Con esta hamburguesa vegetariana fácil, vas a sufrir un infarto por su concentrado sabor, jugosa textura y logrado acabado. ¿La quieres vegana al 100%? Sustituye nuestra opción de queso de oveja por uno vegano, y el alioli opcional que le ponemos a modo de salsa sin huevo. Para sorprender a comensales vegetarianos o para ponerte las botas con un plato tan apetecible y sano: tienes que probar esta hamburguesa vegetariana.

Ingredientes para la hamburguesa vegetariana fácil

ingredientes para hamburguesas vegetarianas

ingredientes para hamburguesas vegetarianas

Para hacer la “masa” de 5 hamburguesas:

  • Setas variadas, 250 g
  • Alubias rojas, 200 g
  • Arroz integral, 125 g (ya hervido)
  • Nueces, 30 g
  • Zanahorias, 1
  • Pimiento rojo, 1/2
  • Guinduilla, 1/2
  • Cebolla morada, 1/4
  • Copos de avena, 5 cucharadas
  • Levadura de cerveza, 2 cucharadas
  • Tomate concentrado, 1 cucharada
  • Carne de pimiento choricero, 1 cucharada
  • Pimentón dulce, 1 cucharadita
  • Sazonador de BBQ, 1 cucharadita
  • Cebolla en polvo, 1 cucharadita
  • Curry, 1 cucharadita
  • Tomillo, 1 cucharadita
  • Salsa de soja, 1 cucharada

Para montar una sola hamburguesa:

  • Pan de hamburguesa
  • Tomate cherry, 2
  • Diente de ajo, 1
  • Aguacates, 1/2 (el otro 1/2 podéis usarlo para hacer un alioli)
  • Pepinillos, 1/2
  • Cebollada morada, 1/4
  • Salsa barbacoa, al gusto (o vuestra favorita)
  • Salsa de alioli casera con 1/2 aguacate
  • Queso, al gusto

Preparación de la hamburguesa vegetariana fácil

1: Sofrito para la “masa” de hamburguesa

sofrito hamburguesas vegetarianas

sofrito hamburguesas vegetarianas

Echad un chorrito de aceite de oliva en vuestra sartén o wok favorito. Una vez calentado, váis echando los ingredientes en la inmortal técnica del sofrito: la cebolla morada, el pimiento rojo, la guindilla, la zanahoria y las setas variadas. Añadid la salsa de soja. Dadle un buen meneo para que se integren los sabores. Aunque en el vídeo que os hemos dejado no se aprecia, a cada ingrediente, removed un poco y pochad uno o dos minutos hasta que las cosas cojan color.

Integrado todo, añadimos el arroz integral cocido. Removemos. Repetimos gesto con las alubias rojas. Removemos. Cuando quede todo enlazado de colores y sabores, volcamos el tomate concentrado y la carne del pimiento choricero. Acto seguido, aprovechamos para redondear con nuestros condimentos: la cebolla en polvo, el tomillo, el pimentón dulce, el curry, y el sazonador de barbacoa. Si no te gustan estas especias, puedes experimentar y poner todas las que a ti te gusten. Todo tostado y agrupado, reservamos.

2: Triturar la “masa” de hamburguesa

mezcla triturada hamburguesas vegetarianas

mezcla triturada hamburguesas vegetarianas

Transportamos ese sabrosísimo mazacote a una picadora. Añadimos las nueces, la levadura de cerveza y un poco de sal. Trituramos. Consejo: no abuséis con el hipnotismo de las cuchillas, pues entonces os saldrá un paté y el amasado posterior de las “bolas” que hacen una hamburguesa será complicado. Debe quedar grumoso, con cierta consistencia.

3: Preparar las “bolas” de hamburguesa

masa para hamburguesas vegetarianas

masa para hamburguesas vegetarianas

Ponemos nuestra todavía amorfa creación en un plato hondo o en un bol profundo. Añadimos los copos de avena. Mezclamos bien con las manos: hay que ensuciarse para garantizar la mejor hamburguesa vegetariana del mundo.

La idea es la siguiente: al integrarlo todo, tenéis que hacer unas bolas como en las fotografías y en el vídeo. Si por alguna misteriosa razón os hace falta más consistencia, que no cunda el pánico. Añadid más copos de avena. Construid las bolas en función del tamaño de hamburguesa que estéis buscando.

A nosotros nos gustan las bolas para luego aplastarlas directamente en la sartén, pero también podéis hacer ya la forma de la hamburguesa. ¿Lo tenéis? Perfecto, porque ahora viene la mejor parte.

4: Freír las hamburguesas

freír hamburguesa vegetariana

freír hamburguesa vegetariana

Si tenéis una bola, hacéis como en el vídeo: la colocáis en una sartén con un chorrito de aceite caliente. Acto seguido, presionáis con una espátula para que coja la forma. Si habéis hecho la forma de disco antes, pues directos al grano. Dejad que los ingredientes cocinen bien. Al no ser carne, “poco hecho” no es una opción recomendable. Mirad los colores de vuestra hamburguesa y sentíos orgullosos. Ya solo queda el toque final para consagraros como los reyes de la hamburguesa vegetariana.

5: Construir nuestra hamburguesa

montar hamburguesa vegetariana

montar hamburguesa vegetariana

En esta receta os proponemos unos ingredientes, pero este tipo de plato admite prácticamente cualquier cosa. En nuestro caso, añadimos una salsa casera de alioli con aguacate al pan de hamburguesa. Pintamos la propia hamburguesa vegetariana con salsa de barbacoa. Finalmente, añadimos la rúcula, los tomates cherry fileteados, los pepinillos, el queso de oveja curado, la cebolla morada y otro poco de alioli por encima. Hacer la fotografía que acompaña esta sección fue extremadamente difícil: es un deber imperativo morder esta maravilla vegetariana.

6: Servir

hamburguesa vegetariana servir

hamburguesa vegetariana servir

Con o sin un bocado, colocáis la hamburguesa en un plato llano, una bandeja o una tabla de madera. La podéis cortar si es para compartir, acompañar de unas cervezas, vinos o refrescos, según consumáis una cosa u otra. Aunque no somos de frituras, las patatas fritas de toda la vida eran una parada y excepción absolutamente necesaria para nosotros. Eso y una buena cerveza de doble fermentación. Viva la vida, vivan las cosas vegetarianas.

Notas

No conozco a ningún omnívoro, ni si quiera los más confesos y cínicos con respecto al vegetarianismo, que no se haya callado durante 2 minutos mientras engullía esta hamburguesa. Luego llegan los interrogatorios escépticos con la boca llena: ¡¿Qué lleva?! ¡¿Cómo que no lleva carne?!

En serio, tanto si la queréis probar vosotros mismos sin ser vegetarianos como si tenéis que cocinarlo para una reunión de amigos donde hay comensales que no consumen carne animal, esta hamburguesa vegetariana es de otro planeta. Ya véis que los ingredientes son extremadamente económicos, fáciles de encontrar en cualquier supermercado y muy nutritivos.

¿No os gustan estas salsas ni tampoco nuestro relleno? ¡Ponedle lo que os de la gana! Lo mismo ocurre con nuestros ingredientes para la “masa” principal. Combinaciones hay miles, tantas como verduras y hortalizas.

Si os ha gustado esta hamburguesa vegetariana, os proponemos que hagáis la vuestra cambiando algunos ingredientes y compartáis los resultados en las redes. Nos podéis agregar a Facebook e Instagram. Enviadnos fotos y etiquetadnos para compartir vuestras creaciones. En Cocinillas somos amantes de la comida, en general. Pero por esta vez, hay que reconocerlo con especial atención: bienaventurados son los caminos del buen vegetarianismo.