Saludables

Barritas de avellana y chocolate, un dulce saludable sin gluten

Barritas de avellana y chocolate saludables; un dulce lleno de sabor, con ingredientes naturales y que, por supuesto, podéis adaptar a vuestro gusto.

¿Eres de los que desayuna cada día en el bar por falta de tiempo? o tal vez, eres de los que se levanta y se come un dulce de los que viene envuelto en plástico porque dices aquello de “–no tengo tiempo de prepararme nada.”

Ingredientes para 5 unidades

  • Dátiles Medjool, 150 g
  • Copos de avena integral sin gluten, 40 g
  • Avellanas picadas, 50 g
  • Semillas de sésamo, 50 g
  • Chocolate del 85 % de contenido en cacao picado, 40 g
  • Aceite de coco, 1 cucharada
  • Miel, 2 cucharadas

Pues aquí va una solución; estas barritas de avellana y chocolate saludables que os traigo hoy que, son una idea genial para tenerlas siempre en el frigorífico. Las podéis preparar una día y tenéis el desayuno listo para toda la semana.

Aquí os dejo con la receta.

Preparación de las barritas de avellana y chocolate

01: Mezcla de los ingredientes secos

Antes de mezclar todos los ingredientes secos, es importante que piquemos las avellanas (lo podemos hacer con un cuchillo afilado o en la picadora, es interesante que dejemos trozos de distintos tamaños) y el chocolate a trocitos pequeños.

Una vez picadas las avellanas y el chocolate ya podemos proceder a mezclar todos los ingredientes secos en un bol: copos de avena integrales sin gluten, avellanas picadas, semillas de sésamo y el chocolate picado. Mezclamos bien y reservamos.

02: Preparación de los ingredientes húmedos

Ahora es el turno de mezclar los ingredientes húmedos; vamos a empezar poniendo los dátiles (sin hueso) en el vaso de la procesadora de alimentos, añadimos la miel y el aceite coco. Lo procesamos todo junto hasta obtener una pasta homogénea.

Si no encontráis dátiles medjool podéis utilizar cualquier dátil que encontréis donde compráis normalmente; lo único que tendréis que hacer es remojarlos durante media hora, escurrir el agua y seguir con la receta normal. Aunque os recomiendo que, si podéis conseguir dátiles medjool (que son mucho más dulces y carnosos) hagáis las barritas con ellos.

03: Mezcla

Es el momento de añadir la mezcla con los ingredientes secos (copos de avena integrales sin gluten, avellanas picadas, semillas de sésamo y el chocolate picado) a la mezcla de los ingredientes húmedos (dátiles, aceite de coco y miel).

Iremos añadiendo poco a poco los elementos secos y mezclando muy bien para que nos quede una mezcla homogénea. Podemos empezar mezclando con una cuchara de madera (si utilizamos una de metal se nos quedarán lo ingredientes mucho más enganchados y nos será más difícil mezclar) y seguir amasando con las manos, que es la mejor manera de que nos quede una masa bien homogénea.

04: Moldeado y reposo de las barritas de avellana y chocolate

Ha llegado el momento de darle forma a esta masa; lo primero que haremos será colocar un trozo de papel de horno en un recipiente, pondremos la masa anterior en el interior y la repartiremos bien por toda la superficie, presionando bien para que nos queden compactas. Pondremos otro trozo de papel de horno encima y alisaremos con una pala o con el reverso de una cuchara. Nos tiene que quedar un grosor de 1 centímetro aproximadamente.

Si no tenéis papel de horno os doy otra opción (la que veis en las imágenes): Pintar con un poco de aceite el fondo y los bordes del recipiente y añadir la masa. Deberemos tener un poco más de cuidado luego al sacarla, pero con la ayuda de una pala no tendremos ningún problema. Aunque si tenéis papel de horno os resultará más fácil.

Pondremos el recipiente en la nevera, mínimo durante 1 hora.

Una vez transcurrido este tiempo, sacaremos el recipiente de la nevera y, con mucho cuidado, sacaremos la masa del mismo. Retiraremos el papel de horno de arriba y de abajo y con un cuchillo muy afilado cortaremos la masa en rectángulos (dando la forma de barrita). Si no habéis puesto papel de horno, con la ayuda de un cuchillo despegáis la masa de los bordes del recipiente y luego, con una pala, os ayudáis para sacar la masa.

Os recomiendo que mojéis un poquito el cuchillo para cortar mejor y que no se nos enganche de la masa. Así nos saldrán unas barritas perfectas. Con esta cantidad nos salen 6 porciones

Para guardarlas os recomiendo que las envolváis en papel de horno y las conservéis en la nevera, nos aguantan toda la semana sin ningún problema.

Resultado final

Este es el resultado de las barritas de avellana y chocolate saludables; un dulce lleno de sabor, con ingredientes naturales y que, por supuesto, podéis cambiar a vuestro antojo. Por ejemplo, podéis cambiar las avellanas por cualquier otro fruto seco o los dátiles por higos u orejones, quitar el chocolate y poner coco o cambiar el sésamo por lino… ¡Os lo dejo a vuestra elección!.

En esta receta he utilizado dátiles medjool pero podéis utilizar los dátiles que encontréis en vuestra tienda habitual. Aunque hay algo en lo que sí quiero hacer hincapié y es que, si compráis los dátiles que vienen en bolsa, normalmente encontraréis que llevan glucosa y aceite de girasol añadido por lo que esos no os los recomiendo.

Si comparamos los ingredientes de estas barritas caseras con los ingredientes de una barrita cualquiera de las que solemos encontrar en un supermercado, nos encontramos con altos porcentajes de azúcares añadidos (azúcar, dextrosa, maltodextrina, jarabe de azúcar invertido, etc). Además, suelen llevar grasas vegetales de palma aparte de aromas, emulgentes y humectantes. A todo eso debemos sumar que, por un lado la proporción de cereal que llevan es muy baja y por otro, que la mayoría de ellas contienen gluten y lactosa (que aquí podemos evitar retirando el chocolate del 85% e incorporando cualquier chocolate sin lactosa).

Personalmente intento no consumir productos procesados en ninguna época del año; me gusta hacer mis propios dulces con alimentos que sé que me nutren y de los que conozco su procedencia. Además, siempre puedo jugar con los ingredientes y hacerme los dulces a mi gusto.

Con estas barritas de avellanas y chocolate podremos sustituir el famoso cruasán o la palmera de chocolate que tan poco aportan a nuestro organismo.

Además, estas barritas son de las cosas más simples y deliciosas que vais a probar y no contienen gluten al utilizar copos de avena integral sin gluten.

Por eso tengo muy clara mi elección; dedicar 20 minutos a la semana a hacer estas barritas y asegurarme que mis caprichos dulces son saludables y con ingredientes naturales. Os animo a hacerlas porque, ¡os van a encantar!.