marmitako-salmon-00

marmitako-salmon-00

Saludables

Marmitako de salmón tan rico que querrás hacerlo una y otra vez

Cuando aprendas a preparar este marmitako fácil de salmón se convertirá en un habitual de tu recetario para el día a día.

Preparación: < 45 min  Dificultad: fácil  Raciones: 2  Coste: medio

Ingredientes

  • Lomo de salmón sin piel ni espinas, 350 – 400 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Cebolla, 1
  • Ajo, 3 dientes
  • Pimiento rojo, 1 pequeño
  • Pimentón dulce, 1 cucharada
  • Patatas, 2 medianas
  • Caldo de pescado, 2 o 3 vasos (depende de si lo quieres más o menos caldoso)
  • Sal

Estoy convencida de que la mayoría de las personas que dicen que no les gusta el pescado, en realidad lo que no les gusta es tener que pelearse con las espinas. En especial, los más peques de la casa. Y como todos sabéis a estas alturas que se debe comer pescado, hoy os propongo un delicioso marmitako fácil de salmón, sin espinas y sin tonterías, para comer con cuchara y sin miedo.

Cómo hacer un marmitako fácil de salmón

1: Preparar el sofrito

marmitako-salmon-01

marmitako-salmon-01

En una cazuela sofreímos el ajo, la cebolla y el pimiento una pizca de sal, a fuego medio y removiendo de vez en cuando hasta que estén tiernos.

2: Cocer las patatas

marmitako-salmon-02

marmitako-salmon-02

Añadimos el pimentón, las patatas “chascadas” y cubrimos con el caldo. Yo pongo dos vasos de caldo porque me gusta que quede un guiso con salsita pero no caldoso, aunque si lo prefieres tipo sopa solo tienes que añadir un poco más de caldo.

Cocinamos a fuego medio destapado durante unos 15 – 20 minutos, hasta que las patatas estén tiernas. El tiempo total dependerá del tipo de patatas y de los grandes que hayas cortado los trozos.

3: Cocer el salmón

marmitako-salmon-03

marmitako-salmon-03

Cuando las patatas estén tiernas colocamos sobre ellas el salmón sin piel, sin espinas y cortado en dados de unos 2 centímetros de lado. Salamos ligeramente. Tapamos, esperamos un minuto, apagamos el fuego, y dejamos reposar durante unos 8 minutos para que el salmón se cocine con el calor residual y no nos quede reseco.

4: Servir

marmitako-salmon-05

marmitako-salmon-05

Servimos inmediatamente, preferiblemente en plato sopero y con cuchara para ir dando buena cuenta de la salsita que queda en el fondo con cada bocado.

Si queréis darle un toque “alegre” puede servirse con unas piparras -guindillas en vinagre- o podéis poner parte de pimentón dulce y parte de pimentón picante cuando hagáis el guiso.

Resultado

Aunque el marmitako original suele llevar pimiento choricero, vino blanco y tomate que le dan un punto ligeramente ácido al guiso y que le va muy bien al plato tradicional con bonito, en el caso del salmón, como tiene un sabor menos intenso, no son necesarios, de hecho, en mi humilde opinión queda mejor sin esos dos ingredientes.

Por lo demás, es una receta fabulosa para comer pescado de forma fácil.