Saludables

Hamburguesa de pescado estilo Thai

Receta fácil con explicación paso a paso para preparar una hamburguesa de pescado estilo Thai servida en pan de tinta de calamar.

Esta hamburguesa de pescado son una receta fácil donde las haya, tanto es así que la idea la saqué de un libro de cocina para estudiantes, así que ya os podéis imaginar que la complicación es inexistente y que se trata de una receta Cocinillas en estado puro, de esas que nos permiten comer bien con poco trabajo y con poco gasto. Vamos, lo que necesita cualquiera que esté estudiando y tenga que prepararse la comida cada día.

Ingredientes

  • Pescado blanco, 400 g (*)
  • Lima, 1
  • Cebolleta, 1
  • Huevo, 1
  • Pan rallado, 1 cucharada
  • Salsa de chile dulce, 1 cucharada sopera
  • Pasta de curry rojo tailandés, 1 cucharada sopera
  • Sal
  • Tomates, 1 ó 2
  • Cilantro, 4 ramitas
  • Panecillos de hamburguesa, 4 (**)
  • Aceite, 1/2 cucharadita
  • (*) El peso es del pescado una vez limpio de espinas. Puede ser merluza, abadejo, rape, congrio o cualquier pescado blanco que os guste.
  • (**) Yo he utilizado los panecillos de tinta de calamar hechos con la receta que os enseñamos hace unos días y que son perfectos para este tipo de hamburguesas porque se potencian mucho los sabores marinos.

Que lo sabemos, que eso de irse a estudiar fuera y tener que enfrentarse por primera vez a los fogones es toda una aventura, un nuevo mundo por descubrir y para eso estamos aquí, para demostraros que hay vida más allá de los tupers de mamá y que esto de la cocina es mucho más fácil de lo que parece. Incluso vais a ver que puede ser una buena forma de desconectar y de desestresarse.

Así que hoy os traemos unas hamburguesas de pescado, muy sanotas ellas, sin grasas chungas y con unos aires de Tailandia que las llenan de sabor. Perfectas para todos aquellos de vosotros a los que os cuesta comer pescado porque, con esta receta, seguro que repetiréis.

Así que no perdamos más tiempo y vamos a ver cómo se prepara esta delicia.

Preparación de la Hamburguesa de pescado estilo Thai

  1. Troceamos el pescado y lo ponemos en un bol. Añadimos el zumo de la lima, la salsa de chile dulce, la pasta de curry rojo, la parte verde de la cebolleta cortada muy fina y sal al gusto (aunque es recomendable no pasarse con la sal porque el resto de condimentos aportan mucho sabor). Mezclamos muy bien y dejamos reposar 5 minutos.
  2. Mientras reposa el pescado, pelamos un tomate (o dos si son pequeños), retiramos las semillas, lo cortamos en dados  de unos 5 mm de lado (concassé), salamos ligeramente y reservamos.
  3. Retiramos el líquido que pueda haber soltado el pescado y añadimos el pan rallado y el huevo batido, mezclamos bien y ponemos a calentar una sartén o plancha antiadherente que habremos engrasado con el aceite (fuego 9/12).
  4. Echamos sobre la sartén caliente porciones de la mezcla de pescado que sean del tamaño de los panecillos (salen 4 unidades de hamburguesa de pescado de ración) y bajamos el fuego al (7/12). Cuando veamos que el huevo empieza a cuajarse les damos la vuelta con cuidado de no romperlas para que se hagan por el otro lado. Dependiendo del tamaño serán necesarios de 2 a 3 minutos por cada lado.
  5. Abrimos los panecillos, los tostamos ligeramente, y servimos en ellos las hamburguesas con el tomate picado y una ramita de cilantro.

Resultado

Una hamburguesa de pescado que es mucho más ligera que las habituales a base de carnes, pero cargadas de sabor y con las que quedaréis como auténticos chefs delante de vuestros conocidos.

El pan de tinta de calamar, aparte de resultar visualmente muy llamativo, tiene un sabor marino muy sutil que hace que combine muy bien con este tipo de recetas. Aunque, por supuesto, la hamburguesa seguirá estando rica si usáis otro pan o incluso, si la tomáis en plato acompañada de una ensalada.

Si sois de los que no entendéis eso de una hamburguesa sin su salsa para pringarse al comerla, a esta le va bien la mayonesa mezclada con un poco de pasta de curry (más o menos curry en función de cuánto os guste el picante).

Y como os comentaba, es una receta fabulosa para todos los que os cuesta comer el pescado si está a la vista.