Mermelada de Tomate_7

Mermelada de Tomate_7

Saludables

Mermelada de Tomate

Os propongo variar vuestro desayuno o  merienda con una mermelada hecha en casa en un pis pas y que está buenísima.

Ingredientes

  •  1 Kg de buenos tomates, muy rojos y maduros
  • 250 grs de azúcar o 4 cp de sacarina líquida (20 ml)
  • Ralladura de un limón
  • Zumo de medio limón

Las mermeladas hechas en casa se disfrutan el doble que las compradas…, porque son fruto de un ratito maravilloso entre frutas o verduras, azúcar, cazos y calor. El enredar en la cocina para mí significa momentos de tranquilidad, relajo, sosiego, y cuando el resultado de todo eso es un bote de esta mermelada de tomate, os aseguro que con cada bocado os traerá la sensación de haber hecho algo propio y maravilloso.

Mermelada de Tomate_7

Mermelada de Tomate_7

 

cp=cucharadita de postre

Preparación

Lo primero que vamos a hacer es lavar bien los tomates y pelarlos, pero tranquilos…, pelar tomates es algo sencillísimo.

Tenéis que poner una cazuela al fuego, y cuando hierva, introducir los tomates, a los que les habremos hecho una cruz en la piel de su parte inferior con un cuchillo bien afilado. Podéis fijaros en las imágenes de abajo.

Mientras están dos o tres minutos en el agua, preparad un bol grande con agua muy fría y hielos, al que sacaremos con una espumadera los tomates pasados esos minutos. El contraste de temperatura hará que la piel de la cruz que hemos hecho se abra, y sea muy fácil pelarlos con los dedos.

A continuación, con el mismo cuchillo afilado, partirlos en cuatro gajos y quitarles las semillas y las parte dura del centro, para quedarnos sólo con la carne.

Después sólo queda añadir la carne de los tomates, el azúcar o sacarina, la ralladura y el zumo de limón, a un cazo, y cocinar a fuego suave durante una media hora, moviendo, hasta que adquiera la consistencia que nos guste. Tened en cuenta que al enfriar espesa un poco más.

Para los que tengáis Thermomix, echad todos los ingredientes al vaso y programad 20 min, 100º vel 3, sin cubilete y con el cestillo puesto sobre la tapa para evitar salpicaduras. Si una vez transcurrido el tiempo, la queréis más espesa, añadid 5 minutos más, temperatura Varoma, vel 2, igualmente con el cestillo puesto.

Podéis usar en lugar de limón, la ralladura y el zumo de una buena lima, que en este caso, es lo que yo hice.

La pulpa que desechemos no la tiréis, podéis aprovecharla para cualquier sofrito, por ejemplo para una pasta, o batirla con un diente de ajo y aceite de oliva para unas tostas con jamón serrano.

Resultado

Vuestra mermelada casera, riquísima, sencilla, y que guardada en la nevera, tanto en bote de cristal con tapa, o en un tupper de plástico, os aguanta perfectamente dos semanas, si llega…, claro.

Exquisita sobre mantequilla en una buena rebanada de pan, o directamente sobre la tostada, pero también está deliciosa sobre queso fresco tipo Burgos, queso de cabra, o un buen semicurado, la imaginación al poder.

Apto para diabéticos o dietas de pérdida de peso sustituyendo el azúcar por sacarina líquida.

Tiempo: 40 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 2 euros