Preparación: < 5 min   Dificultad: 1/5   Coste:  < 1 €

Ingredientes

  • Queso azul, 50 g
  • Queso de untar tipo Philadelphia bajo en grasas, 2 cucharadas soperas
  • Yogur griego normal o bajo en grasa, 125 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Sal, opcional

Noticias relacionadas

Hasta el plato más insípido puede ganar muchos enteros si se elige bien la salsa para acompañarlos, de hecho no son pocos los platos con los que se nos hace la boca agua simplemente pensando en la salsita que los baña.

Eso, por un lado, por otro, que a estas alturas ya todos sabéis de mi especial afición por aligerar las recetas al máximo sacrificando lo mínimo el sabor y hoy os traigo una de esas recetas, una versión fabulosa de las salsas de queso azul comerciales, pero que en este caso es una salsa de queso azul ligera y rápida, cuya base no es la nata ni la mayonesa, sino otros ingredientes mucho más saludables con menos grasas y más proteínas, además se hace en frío y en menos de lo que canta un gallo.

Preparación de la Salsa de queso azul ligera y rápida

salsa-queso-azul-01

El único truco que hay que tener en cuenta para que sea fácil conseguir una textura sin grumos es que todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente,

Por lo demás, es tan sencillo como poner todos los ingredientes en el vaso de una batidora de brazo y triturar a velocidad media-alta hasta tener una crema fina y homogénea, probar y rectificar de sal si fuese necesario.

salsa-queso-azul-02

Ya tenemos una salsa de queso azul ligera y rapidísima que podremos usar para dipear con algún snack ligero como estos chips de vegetales o estos chips de yuca, o para untar en el pan de un sándwich o para acompañar carnes a la plancha.

salsa-queso-azul-03

Resultado

No se tarda ni 5 minutos en prepararla y nos ahorramos un buen puñado de calorías y un montón de ingredientes poco sanos que son habituales en las salsas comerciales.

Truco extra

Si queréis jugar con la textura, podéis hacerla mucho más densa hasta convertirla casi en un paté untable si añadís una pizca de goma xantana, o podéis hacer más líquida hasta convertirla en un aliño para ensaladas añadiendo leche desnatada y rectificando el punto de sal.