Postres

Bizcocho de naranja y chocolate, receta que siempre sale bien

Este bizcocho de naranja y chocolate puede ser el desayuno o la merienda perfectos, o simplemente un buen rato para disfrutar d ella cocina con los más pequeños.

13 abril, 2020 09:52

Para preparar un buen bizcocho de naranja y chocolate en casa es imprescindible seguir las cantidades a rajatabla pero también controlar muy bien el horno de cada uno, hay que saber entender sus tiempos y temperaturas y es que varía mucho la situación de un horno a otro. 

Ingredientes

  • Huevos, 2 unidades
  • Azúcar, 170 g
  • Leche entera, 120 ml
  • Zumo de Naranja, 100 ml
  • Levadura química, 10 g
  • Harina, 250 g
  • Aceite de oliva suave, 115 ml
  • Sal, una pizca
  • Ralladura de naranja, 1 cucharada
  • Pepitas de chocolate, 100 g

Paso 1

Precalentar el horno a 160ºC. Batir los huevos con el azúcar hasta que espumen ligeramente. 

Paso 2

Añadir a este batido la leche, el zumo de naranja, la ralladura y el aceite y remover bien.

Paso 3

Mezclar en otro bol la harina con el impulsor (la levadura de bizcochos, vamos) y la sal.

Paso 4

Añadir la mezcla de la harina al otro preparado y mezclar con la ayuda de unas varillas, sin sobre batir. Por último incorporar las pepitas de chocolate a la base de nuestro bizcocho de naranja.

Paso 5

Untar con mantequilla un molde de bizcocho, opcionalmente colocar un papel de horno (facilita el desmoldado), y verter el preparado. Introducir en el horno y cocinar durante 45-50 minutos, hasta que al ser pinchado el pincho nos salga completamente limpio.

Trucos

Lo bueno de los bizcochos es que son muy fáciles de preparar y se pueden hacer con los más pequeños de la casa para que pasen un rato entretenido.

La combinación es sin duda ganadora y este bizcocho de naranja y chocolate con el punto final del aceite de oliva gustará a todos pero sin duda se podrían suprimir las pepitas de chocolate y se podría cambiar la naranja por en limón, por ejemplo.

Lo importantísimo es no abrir el horno una vez el bizcocho esté dentro de él y tampoco batir la mezcla de ingredientes en exceso, es clave que para los bizcochos únicamente removamos lo suficiente hasta que todos los ingredientes estén bien integrados, y ya. 

Si vemos que el bizcocho se pone muy tostado por encima, podremos cubrirlo con un poco de papel de aluminio, siempre habiendo pasado más de 30 minutos desde que se empezó la cocción.