EasterBunnyUK iStockPhoto

Postres

Magdalenas de limón y coco sin azúcar, tu nuevo desayuno favorito

Una solución para evitar el azúcar blanco en repostería es usar sirope de ágave. Así lo hemos hecho con estas magdalenas de limón y coco y son una delicia.

2 marzo, 2020 11:22

El sirope de ágave es un endulzante natural que, aunque no deja de ser otro tipo de azúcar, tiene algunas ventajas muy interesantes como sustituto del azúcar blanco convencional. Tiene un índice glucémico mucho más bajo; endulza mucho más, por lo que podemos usar mucha menos cantidad; y, a diferencia de otros edulcorantes artificiales, es apto para su uso en el horno por lo que podemos usarlo para preparar recetas como estas magdalenas de limón y coco sin azúcar.

Ingredientes

  • Harina de trigo, 240 g
  • Coco rallado, 100 g
  • Huevos, 4
  • Aceite de girasol, 125 ml
  • Leche de soja, 200 ml
  • Sirope de ágave, 120 g
  • Bicarbonato, 1 g
  • Impulsor químico, 10 g
  • Sal, 1 g
  • Lecitina de soja, 10 g (opcional)
  • Limón, 1

Paso 1

Precalentamos el horno a 200ºC. En un bol ponemos los huevos con el sirope de ágave y la lecitina de soja. Batimos todo bien con una batidora eléctrica de varillas hasta que los huevos blanqueen y casi tripliquen su volumen. La lecitina de soja es opcional pero ayuda a que el aire quede atrapado en la mezcla.

Paso 2

Añadimos el aceite de girasol en forma de hilo mientras lo vamos integrando con mucho cuidado con ayuda de una varilla manual.

Paso 3

Hacemos lo mismo con la leche de soja, la integramos poco a poco.

Paso 4

En otro bol mezclamos bien la harina, el bicarbonato, el impulsor y la sal. A continuación tamizamos esta mezcla sobre la mezcla de ingredientes líquidos y mezclamos bien con la varilla manual para que no queden grumos.

Paso 5

Finalmente añadimos el coco rallado, el zumo del limón y la ralladura de toda la piel de este.

Paso 6

Colocamos las cápsulas para magdalenas en los huecos de un bandeja para muffins o en flaneras individuales. Llenamos las cápsulas con la mezcla que hemos hecho teniendo cuidado de no rebasar las 2/3 partes de su capacidad. Con estas cantidades salen unas 15-16 magdalenas en cápsulas del número 10, es decir, son unas magdalentas grandotas.

Paso 7

Introducimos en el horno precalentado a 200ªC, dejamos 5 minutos, bajamos la temperatura a 175ºC y horneamos durante 20 minutos más. Pasado este tiempo ya podremos abrir el horno y podremos comprobar pinchando con un palillo. Si sale limpio es que ya están, si no, las dejamos en el horno otros cinco minutos y repetimos la prueba.

Paso 8

Cuando estén listas las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando estén frías podemos guardarlas en una bolsa de celofán bien cerrada, una lata o un táper que cierre muy bien. Se conservan tiernas durante 4 o 5 días, si es que consiguen sobrevivir al primero, pues son un vicio.