Postres

Tiramisú fácil sin huevo en cinco minutos, el postre que triunfa en Nochebuena

Aunque no es un típico postre navideño, este tiramisú fácil sin huevo sabemos que es uno de vuestros favoritos para poner punto final a la cena de Nochebuena.

Preparar un auténtico tiramisú italiano no tiene dificultad ninguna, salvo la de leer correctamente la receta y seguir los pasos al pie de la letra, aún así, se puede preparar también esta versión de tiramisú fácil en cinco minutos, pero igualmente riquísimo, prescindiendo del huevo.

Ingredientes

  • Queso mascarpone, 250 g (I)
  • Bizcochos de soletilla de los duros, 9 unidades (II)
  • Sirope de ágave, 1 cucharada grande (III)
  • Café expreso, 1 taza (IV)
  • Cacao puro en polvo sin azúcar, cantidad necesaria (V)

Cómo preparar la receta de tiramisú fácil en 5 minutos

Un buen truquito para este tiramisú fácil sin huevo en cinco minutos es servirlo en vasitos individuales, así no tenemos que pelearnos para que quede un corte bonito a la hora de servirlo y podemos tomarlo incluso recién hecho.

Paso 1

En un bol mezclamos el queso mascarpone con el sirope de ágave. En otro bol o taza tenemos a mano el café, preferiblemente hecho con una cafetera expreso.

Paso 2

Troceamos un poco los bizcochos de soletilla, empapamos la mitad en el café y los repartimos cubriendo el fondo de la fuente de los vasitos en los que serviremos nuestro tiramisú.

Paso 3

Repartimos la mitad de la crema de mascarpone sobre las soletillas empapadas en café y espolvoreamos con el cacao en polvo sin azúcar.

Paso 4

Repetimos los dos pasos anteriores, empapando el resto de las soletillas en el café, repartiéndolas sobre las capas anteriores, encima, repartimos el resto de la crema de mascarpone y finalizamos espolvoreando con cacao en polvo sin azúcar.

Paso 5

Tapamos con papel film y guardamos nuestro tiramisú en la nevera hasta el momento de servir.

Algunos ingredientes que podemos sustituir

(I) Si no encontráis queso mascarpone podéis mezclar 250 g de nata espesa -de la que se usa para montar- con un par de cucharadas de zumo de limón y dejarla reposar hasta que cuaje la nata. También podéis usar una crema de queso de sabor neutro, opción que os recomiendo si sufrís intolerancia a la lactosa y no encontráis mascarpone sin lactosa. También podéis sustituir parte del mascarpone por algún otro ingrediente como turrón blando, crema de cacao, etc.

(II) El auténtico tiramisú se hace con unas galletas que se llaman savoiardi, que son lo que aquí conocemos como bizcochos de soletilla, pero los que son duros y están cubiertos de azúcar.

(III) O tres cucharadas de azúcar o el edulcorante o endulzante que tú estimes oportuno.

(IV) Si has utilizado las galletas correctas no hace falta que pongas azúcar en el café. Si quieres hacer una versión para niños, usa un café descafeinado o una taza de cereales solubles disueltos en agua templada o leche.

(V) Si no tienes cacao en polvo sin azúcar, puedes rallar un poco de chocolate negro por encima. También puedes cambiarlo por otra cosa, como puede ser canela molida. Te quedará un postre muy rico, aunque ya el recuerdo del tiramisú quedará más lejano. Lo que no te recomiendo es que uses algún producto tipo Cola Cao, porque son mezcla de cacao con más cosas, entre ellas azúcar y corres el riesgo de que te quede un postre excesivamente dulce.

Nota extra: El amaretto es un licor de almendras que también suele estar en el tiramisú, pero a falta del mismo, cualquier licor similar que tengas por casa le dará el toque alcohólico, como por ejemplo, licor de avellana, licor de chocolate, ron, crema de whisky, orujo o ron, vodka al caramelo…  Eso sí, si es para niños, evita cualquiera de ellos.