Postres

Bizcocho de calabacín y naranja, receta que sorprende y encanta a todos

Como buena amante de la repostería, y en particular de los bizcochos, no podía faltar en mi recetario una receta de bizcocho de calabacín, esponjoso y perfecto para el desayuno.

El calabacín es  una hortaliza tan versátil, que su uso en la cocina va mucho más allá de pistos y cremas. Sin ir más lejos, incluso en postres funciona genial, como en este bizcocho de calabacín, naranja y queso crema, que empieza sorprendiendo y acaba enganchando.

Ingredientes

  • Harina floja de repostería, 300 g
  • Impulsor químico, 1 sobre
  • Azúcar, 200 g
  • Huevos, 4
  • Zumo de naranja, 30 ml
  • Ralladura de una naranja
  • Copos de avena, 40 g
  • Calabacín rallado, 200 g
  • Mantequilla, 150 g ( a temperatura ambiente)
  • Crema de queso, 200 g

Preparación del bizcocho de calabacín y naranja

En este tipo de bizcochos en los que el trabajo real que tenemos que hacer es sumamente breve, lo mejor es empezar siempre por precalentar el horno, en este caso a 180ºC.

01: Preparamos la mezcla de ingredientes básica

En un cuenco grande batimos la mantequilla y el azúcar hasta que blanquee. A continuación añadimos los huevos, batiendo bien. Vamos a añadir ahora la ralladura de naranja, después la cortamos, la exprimimos y añadimos a la masa unos 30 ml. Incorporamos el queso y batimos bien hasta que quede una masa lisa y sin grumos.

02: Incorporar la harina y enmoldar

En el paso final incorporaremos primero el calabacín y 30 gr de avena, mezclamos, y finalmente la harina mezclada con el impulsor, batiendo hasta que todos los ingredientes queden bien incorporados. Metemos la masa en un molde alargado de plum cake forrado de papel de hornear, y esparcimos por encima los 10 gr de avena que nos quedan.

03: Hornear

Horneamos a 180ºC durante 1 hora, pasada la cual comprobaremos pinchando el bizcocho con un palillo de brocheta antes de sacarlo del horno. Si sale limpio, nuestro bizcocho de calabacín estará listo, si sale con algo de masa pegada, lo dejamos cinco minutos más en el horno y volvemos a comprobar.

04: Servir

Este es un bizcocho que te sorprenderá tanto por sus ingredientes como por el delicioso resultado, tan jugoso y perfecto para sorprender a tus invitados tanto si lo sirves como postre o con el café. Los bizcochos con queso me alucinan, con esa cremosidad extra, y meter verduras en los postres me parece la forma perfecta de añadir un poco más de verdura en nuestro día a día, aunque sea un poquito más.

La huerta ha sido generosa con los calabacines este año, así que además de maravillosos pistos y cremas, había que elaborar algún dulce, y qué mejor que un bizcocho! También estamos en época de manzanas, así que si te haces con unas cuantas te aconsejo que prepares una rica compota y sirvas este bizcocho acompañado de esa rica compota casera de manzana, a mí me gusta tanto caliente como fría, y la preparas en un santiamén con la receta tan estupenda que encontrarás en el enlace.