Postres

Bizcocho de melocotón, queso y almendra sin azúcar, receta fácil de temporada

Si hablamos de dulces nada mejor que un bizcocho de melocotón como este, que lo mismo sirve para desayunar que para merendar o tomar un trozo de postre.

Con una de mis frutas de temporada preferidas hemos preparado un bizcocho delicioso, de sabor intenso y afrutado, con el frescor del melocotón, la intensidad de la almendra, y una textura perfecta que convertirá el desayuno en el acontecimiento especial que se merece.

Ingredientes

  • Melocotones amarillos, 3
  • Sirope de ágave, 125 g
  • Huevos, 3
  • Nata para montar, 125 g
  • Aceite de girasol, 125 g
  • Queso crema, 80 g
  • Harina, 150 g
  • Almendra molida, 150 g
  • Levadura química, 1 sobre
  • Mermelada de albaricoque sin azúcar, 3 cucharadas
  • Zumo de limón, 1 cucharadita

01: Pesar los ingredientes y preparamos los melocotones

Empezamos preparando los melocotones y pesando todos los ingredientes. Los melocotones los prepararemos de la siguiente forma : primero los pelamos, 2 de ellos los cortaremos en cuartos y a continuación en láminas, y el otro melocotón lo cortaremos en trocitos.

02: Mezclar los ingredientes húmedos

En un bol batimos los huevos con el sirope con la ayuda de unas varillas, a continuación añadimos la nata y el aceite de girasol, y seguimos batiendo, incorporamos el queso y con las varillas lo incorporamos a la masa.

03: Incorporar los ingredientes secos y el melocotón

Finalmente añadimos los ingredientes secos, la harina, la almendra y la levadura. mezclamos bien con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea, y terminamos añadiendo el melocotón troceado y mezclando todo este espectáculo de sabores con una espátula.

04: Hornear y dejar enfriar

Vertemos la mezcla en un molde redondo desmontable untado de mantequilla y espolvoreado de harina o pan rallado, decoramos por encima con las láminas de melocotón y horneamos en horno precalentado a 180ºC durante unos 45 minutos. Pincharemos con un palillo de brocheta o un cuchillo y sabremos que está hecho si éste sale seco, si no lo dejaremos unos minutos más.

Al sacarlo del horno lo dejaremos enfriar en el mismo molde, y desmoldaremos cuando ya esté frío, así evitaremos que se rompa con facilidad.

05: Decorar y servir el bizcocho de melocotón

Una vez desmoldado, mezclamos dos o tres cucharadas de mermelada con una cucharadita de zumo de limón y con la ayuda de una cucharada cubrimos por encima nuestro bizcocho. El sabor intenso y dulce del bizcocho combina a la perfección con el ácido del albaricoque y el limón.

En cuanto aparecen los melocotones y toda fruta de hueso tan típica de la temporada de verano, me lanzo y no las suelto hasta que desaparecen, perdón, matizaré, en cuanto los melocotones y demás fruta del verano se ponen a un precio asequible….. porque al principio no saben a nada y están a precios imposibles. Y los incluyo tanto en ensaladas, como en postres, con yogur, horneados en un bizcocho, en batidos o a la brasa con helado.

Los bizcochos con fruta me parecen un invento brillante, la fruta horneada desprende unos sabores y olores más intensos y deliciosos, y por eso me encantan. Una de las frutas que más se utiliza en repostería es la manzana, pero por alguna extraña razón, hay alguno en mi casa al que no le gusta la manzana cocinada, una desgracia, ya lo sé, pero he encontrado en los melocotones un aliado perfecto para no dejar de hacer estos bizcochos afrutados y jugosos que tanto me gustan.