Foto Tarta SunGold I

Foto Tarta SunGold I

Postres

Tarta de kiwi, receta exprés con mucho amor

Kiwis Zespri® nos propone esta receta de tarta de kiwi SunGold para celebrar San Valentín de una manera dulce y deliciosa

Noticias relacionadas

Preparación: < 1h  Dificultad: fácil  Personas: 4

Ingredientes

  • Harina, 260 g
  • Huevo, 1
  • Sal, 5 g
  • Azúcar, 15 g
  • Agua fría, 60 g
  • Mantequilla fría, 100 g

Si aún no has pensado en una receta especial para sorprender a la persona que más quieres ya sea por San Valentín o cualquier día porque sí,  con esta receta que ni puede ser más fácil ni ser más golosa. Una sencilla masa brisa, un relleno de deliciosa crema pastelera y unos kiwis…

Para elaborar la base de la masa de la tarta de kiwi amarillo (*):

(*) Si vas con mucha prisa puedes ahorrarte el trabajo de hacer la masa y sustituirla por una lámina de masa brisa comprada.

Para preparar el relleno de la tarta de kiwi amarillo:

  • Nata para montar, 150 g
  • Leche entera, 100 g
  • Canela, 1/2 ramita
  • Huevo, 2 yemas
  • Fécula de maíz, 20 g
  • Azúcar, 40 g
  • Kiwi Amarillo, 1

Además necesitarás un molde en forma de corazón, circular o cuadrado de 16 cm, papel de horno, un soplete de cocina y un tazón de bolas de cerámica para hornear o, en su defecto, un tazón de legumbres secas que colocaremos sobre la masa durante el horneado para que esta no suba.

Preparación de la tarta de kiwi amarillo

01: Preparación de la crema para el relleno de la tarta

En primer lugar, elaboramos la crema aromatizada que será el relleno de la tarta. Para ello, empezamos por calentar la leche, la canela y la nata juntas durante 3 minutos pero sin dejar que hierva. Si disponemos de un termómetro de cocina, lo idóneo es mantener la temperatura a 80ºC.

Pasado ese tiempo, apagamos el fuego y tapamos el recipiente para infusionar el sabor de la canela.

Mientras tanto, mezclamos el azúcar con las yemas y la fécula de maíz en un bol amplio, hasta obtener una mezcla homogénea. Acto seguido, colamos la infusión de lácteos con canela por un chino o colador de malla fino y la añadimos con suavidad sobre la mezcla de yema.

Volvemos a añadir todo al cazo donde calentamos los ingredientes y los llevamos a fuego, removiendo constantemente a fuego muy lento para que espese. Es importante tener un poco de paciencia y no sucumbir en la tentación de subir la temperatura para acelerar el proceso, pues si la temperatura excede los 85ºC se cuajará la yema de huevo y en vez de una crema tendremos una tortilla. Una vez que haya espesado la crema, la retiramos del fuego y lo dejamos enfriar.

02: Preparar la base de la tarta

Para preparar la base de la tarta, dentro de un bol amplio y con ayuda de un tenedor, mezclamos la harina con la sal, el huevo y el agua.

Añadimos la mantequilla fría de la nevera cortada en trozos pequeños para facilitar el amasado, y mezclamos de nuevo. Una vez lista, volcamos la masa sobre una superficie limpia y la trabajamos hasta que se despegue suavemente de las manos.

Dividimos en dos partes la masa y la reservamos en la nevera durante 10 minutos para que vuelva a enfriar.

Colocamos de nuevo sobre la mesa de trabajo con un poco de harina extra, que iremos espolvoreando según vayamos estirando la masa con un rodillo. Damos forma circular a la masa y volvemos a enfriarla durante 10 minutos.

Colocamos la masa sobre un molde, forramos con papel de horno y rellenamos con legumbres secas o bolas de cerámica para hornear. Horneamos 20 minutos a 160º C y retiramos las legumbres con cuidado para terminar de hornear a 180º C durante 10 minutos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

03: Colocar el relleno sobre la base

Una vez lista la base, rellenamos con la crema pastelera y dejamos en la nevera al menos durante una hora hasta que nuestra tarta se enfríe completamente.

Una vez que la tarta esté completamente fría, pelamos el kiwi Zespri SunGold, lo laminamos y lo colocamos sobre la tarta para dar el toque final a nuestra tarta.

04: Dar el toque final antes de servir

Para terminar, desmoldamos la tarta con cuidado, espolvoreamos toda la superficie de los kiwis con azúcar y la tostamos con ayuda de un soplete de cocina para conseguir un acabado perfecto. Nuestra tarta está lista para conquistar los paladares más exigentes.

05: Servir

Foto Tarta SunGold II

Foto Tarta SunGold II

Ya solo falta que llegue tu persona favorita, descorchar una botella de un buen cava semiseco y servir la tarta de kiwi. Como veis, es fácil y al alcance de todos, pues Kiwis Zespri® vende en casi cualquier supermercado estos kiwis amarillos.

Y si os animáis a probarla, no dudéis en contárnoslo subiendo vuestra mejor foto y etiquetándonos en Instagram para que podamos verla todos.