Postres

Magdalenas de canela y manzana, el desayuno definitivo

La he llamado Sra Magdalena porque estas magdalenas de canela y manzana son grandes señoras, potentes, antiguas, todo ello concentrado en una magdalena, si.

La he llamado Sra Magdalena porque es una gran señora, potente, antigua, sabia, todo ello concentrado en una magdalena, si. Sabores tradicionales que me sitúan al instante en otra época, una época desconocida para mí pero en la que fácilmente imagino a mis abuelos, en una cocina de aldea, el olor de las cajas de manzanas, el olor a campo mojado, el frío….pero nosotros sentaditos al calor del fuego, y en las manos un gran tazón de leche y unas magdalenas recién hechas…. Os visualizáis? Hoy un poco complicado que hace sol, ya sé, pero cuando las estaba haciendo esta era la imagen que me venía a la cabeza!

Ingredientes de las magdalenas de canela y manzana (12 grandes o 24 pequeñas)

  • Huevos, 6
  • Azúcar 180 g + azúcar para espolvorear
  • Aceite de oliva, 350 g
  • Canela, 2 cucharaditas
  • Levadura, 1 sobre
  • Sal, 1 pizca
  • Harina, 350 g
  • Manzana golden, 1

Preparación de las magdalenas de canela y manzana

1: Precalentar el horno

Precalentar el horno a 230ºC, muy importante que esté muy caliente para conseguir que suban como la espuma, se haga la magia y conseguir esas montañitas altas y crujientes.

2: Batir los ingredientes

Batir los huevos y el azúcar muy bien hasta obtener una mezcla cremosa, utiliza las varillas eléctricas siempre que sea posible para conseguir la máxima esponjosidad.

Añadir el aceite y seguir batiendo. Tamizar la harina con la levadura, la canela y la sal, añadir a la mezcla anterior y batir hasta obtener una masa homogénea.

3: Repartir la masa en las cápsulas

Colocar las cápsulas en una bandeja para magdalenas, así se mantendrán derechas y no se quedarán espachurradas, si utilizas cápsulas rígidas  puedes ponerlas directamente sobre la bandeja del horno. Si las cápsulas son gigantes te saldrán unas 12, si son de tamaño estándar saldrán unas 24. El tiempo de horno también dependerá del tamaño de las cápsulas. En casa nos gusta hacerlas bien grandes, de ración.

Llena las cápsulas por la mitad o poco más, pues subirá un poco al añadirle la manzana.

4: Repartir la manzana

Troceamos la manzana y la repartimos por encima de la masa, espolvorear una cucharadita de azúcar por encima de cada una.

5: Hornear

Metemos en el horno a 230ºC unos 15-20 minutos.  Comprobar que están hechas si al pinchar con un palillo sale seco.

Sacamos del horno, las dejamos enfriar, disfrutando unos instantes del olor increíble que ha invadido nuestra casa, y las servimos. Se mantienen unos días perfectas si las guardamos en un tupper o una lata. (ojo, una lata normal, no una de las de galletas que tienen esas bolitas de sílice en la tapa para absorber la humedad!)

Notas

Me encantan las magdalenas, una verdadera obsesión, no los cupcakes ni los muffins, no no, las magdalenas de toda la vida, esponjosas, deliciosas y con copete, sin coberturas ni nada, las perfectas para desayunar o merendar.

Y reconozco que he probado casi todas las industriales que existen, no me podía resistir a probarlas todas, pero la verdad verdadera es que no hay comparación con las caseras, imposible. Cuando descubres lo sencillo que es hacerlas ya no hay vuelta atrás, y lo mejor es que también podemos hacerlas distintas de cada vez, con fruta, con chocolate,con diferentes harinas, con semillas, frutos secos, especies…

Otras recetas de magdalenas