Tocinillo de cielo

Tocinillo de cielo

Postres

Tocinillo de cielo, receta paso a paso

Receta con explicación detallada paso a paso el ilustrada con fotografías para preparar un tradicional tocinillo de cielo casero.

Noticias relacionadas

 Preparación: 20 min  Cocción: 1h 30 min   Dificultad:2/5  Coste: <3 €    Enfriamiento:1 h

Ingredientes

  • Azúcar, 1 vaso y medio 
  • Agua, 1 vaso y medio
  • Piel de un limón
  • Agua fría, 2 cucharadas
  • Yemas de huevo 7
  • Huevo completo, 1
  • Azúcar, 6 cucharadas
  • Agua, 3 cucharadas

El tocinillo de cielo tiene su origen el Cádiz. Por el año 1324 está documentado que las monjas de un convento lo realizaban para aprovechar las yemas (ya que ellas solo usaban las claras para la clarificación del vino de la zona).

El tocinillo de cielo es una de las recetas a las que le tengo más cariño. Cuando era pequeña y teníamos algo que celebrar siempre la hacíamos en casa, también cuando trabajaba en un restaurante y terminaba la jornada era nuestro momento de relax, eso si una pequeña porción porque el tocinillo de cielo es un postre muy calórico.

Esta receta está extraída del conocido libro 1080 recetas de cocina de Simeone Ortega. Lo único que he variado ha sido la cantidad de caramelo, que solo lo he triplicado.

Preparación del Tocinillo de cielo

Para comenzar a preparar nuestro tocinillo de cielo lo primero que debemos hacer es un almíbar. ¿Por qué? Porque debemos dejarlo enfriar para unirlo a las yemas pues en caso contrario , si lo añadimos en caliente o simplemente templado, las yemas se cocerán.

  1. Ponemos en un cazo el agua y el azúcar junto a la cáscara de limón y lo dejamos cocer unos 20 minutos con el fuego suave (3/5). Una vez transcurrido el tiempo lo dejamos enfriar.
  2. Ahora vamos con el caramelo para cubrir el fondo de nuestra flanera o molde que hayamos elegido, para ello ponemos parte de nuestro azúcar en una cacerola (si puede ser antiadherente para facilitar su limpieza posteriormente) y una vez que comience a coger color seguimos añadiendo el resto del azúcar poco a poco, sin volcarlo de golpe y las cucharadas de agua. Removemos solo un poco, lo justo para que no se asiente en el fondo y se nos pegue porque uno de los peores sabores que existe es el del caramelo pegado.
  3. Una vez el caramelo esté rubio oscuro lo volcamos sobre el molde donde prepararemos nuestro tocinillo de cielo y dejamos enfriar. Si estáis en temporada de calor o en vuestra cocina hace calor es recomendable que una vez que se solidifique se meta en la nevera.
  4. Ahora en un bol grande ponemos las yemas de huevo y el huevo completo junto a dos cucharadas de agua fría y batimos con la ayuda de la batidora de varillas.
  5. Una vez la mezcla tenga forma homogénea y tenga aspecto de crema vamos añadiendo en forma de hilo el almíbar que preparamos en el punto 1 (habiéndole retirado la piel de limón) sin dejar de batir. En forma de hilo significa que la preparación al caer tiene que parecer un hilo.
  6. Volcamos la preparación es nuestro molde acaramelado y los tapamos muy bien con papel de aluminio.
  7. Metemos en el horno al baño maría, el agua le debe cubrir por la mitad a 200 ºC.
  8. Transcurrida una hora pinchamos con la punta de un cuchillo y si sale limpio lo podemos sacar y, si no sale, lo dejamos 10 minutos más y volvemos a comprobar.
  9. Sacamos del horno y retiramos la tapadera improvisada de papel aluminio con cuidado de que el vapor no caiga en nuestro postre y dejamos enfriar una hora.
  10. Para desmoldarlo pasamos la punta de un cuchillo por los laterales y ponemos un plato o bandeja en la parte superior y giramos. Si vemos que cuesta un poco de trabajo le damos unos golpecitos para ayudar y et voilà! hay está nuestro tocinillo de cielo.

Resultado

Cuando hagáis en casa vuestro tocinillo de cielo sobrarán las palabras. Tiene un sabor muy dulce y empalagoso muy único de este postre. Con un par de cucharadas creeréis que no podéis comer más pero estaréis equivocados porque no se puede para de pecar con este postre.

Consejos

Como consejos os doy varios, el primero es mucho cuidado con el caramelo porque quema y mucho.

El segundo es no llenar los moldes hasta arriba, dejando un centímetro sin llenar porque se consume bastante.

Y por último, debemos de apretar muy muy bien el papel alrededor del molde sin dejar ningún hueco porque al cocerse al baño maría corremos el riesgo de que caigan gotas de agunl la preparación y eso impide que cuaje (este problema lo tuve la primera vez que lo hice), si os pasa esto (que no cuaje) no pasa nada porque la yema está cocinada no hay porque tirarlo pero no queda presentable ya que queda como una sopa.

Bueno espero que os animéis y que mis consejos os ayuden a preparar esta delicia que es el tocinillo de cielo.