Preparación: 5 min   Cocción: 5 min   Dificultad:  1/5   Cantidad: 500 g  Coste: < 2 €

Ingredientes

  • Limones, 3
  • Huevos M, 4 (*)
  • Mantequilla, 125 g
  • Azúcar, 200 g

Noticias relacionadas

Casi me atrevería a decir que hay un antes y un después en mi vida repostera desde que descubrí que se puede hacer un lemon curd rápido en el microondas y que en el resultado final no hay diferencia con el que se hace removiendo la mezcla de limón, azúcar, huevo y mantequilla al baño maría durante un rato bien largo.

Para los que no lo sepáis, la receta de lemon curd rápido es la forma más rápida de preparar la típica crema de limón británica que se usa para rellenar tartas, untar galletas… aunque si os digo la verdad, a mí la tarta y las galletas me sobran pues solo necesito una cuchara y mucha fuerza de voluntad para no llegar al fondo del frasco.

Preparación del Lemon Curd rápido

  1. Mezclamos el azúcar con la ralladura de la piel de los tres limones y exprimimos los limones (necesitamos entre 180 – 200 ml de zumo).
  2. En un bol apto para microondas ponemos la mantequilla y la calentamos a 800 W en períodos de 10 segundos hasta que esté fundida, pero sin estar caliente.
  3. Añadimos el azúcar con la ralladura y el zumo de los limones y batimos muy bien hasta tener una crema homogénea.
  4. Batimos los huevos y los añadimos a la mezcla anterior. Es perfectamente normal que se formen pequeños grumos de mantequilla, pero no hay que preocuparse.
  5. Calentamos en el microondas durante 1 minuto a 800 W de potencia, sacamos y batimos con las varillas. Repetimos el proceso (calentar 1 minuto, sacar y batir) 3 veces más. Si vemos que aún no tiene textura de crema similar a unas natillas seguimos calentando en períodos de 20 segundos. En mi caso, fueron necesarios 4 minutos y 40 segundos en total.
  6. Envasamos en frascos esterilizados y dejamos enfriar. Guardamos en la nevera.

Resultado

Este lemon curd rápido se conserva en la nevera hasta 2 semanas en un frasco de vidrio bien cerrado, aunque personalmente no he tenido ocasión de comprobarlo. Sirve para rellenar bizcochos, mezclar con yogures, untar en galletas y tostadas o lo que se os ocurra, porque es una auténtica golosina.

Eso sí, si os gusta esta crema de limón, os advierto que esta receta es un poco peligrosa, porque es tan tan fácil que es imposible resistirse a no tener siempre un bote listo en la nevera.

Y eso ya, sin hablar de cuando llegue el verano, que ya vais a ver la de helados tan ricos que hacemos con ella.

Si os gustan los postres de limón, estáis tardando en poneros manos a la obra con este lemon curd rápido 🙂