IMG_6918 Tarta de queso con cobertura de gelatina de mango 0

IMG_6918 Tarta de queso con cobertura de gelatina de mango 0

Postres

Tarta de queso con cobertura de gelatina de mango

23 septiembre, 2014 11:06

Noticias relacionadas

Esta tarta es un postre frescodelicioso y con sabor tropical. Tiene la combinación de una base crujiente de galletas, con una suave crema en el centro y una cobertura con textura de gelatina.

Ingredientes para la cobertura de gelatina

  • 1 mango (280gr de puré)
  • 20 gr. azúcar
  • 30 gr. agua
  • 3 hojas de gelatina

Ya os habíamos traído en cocinillas varias recetas de tartas de queso, todas riquísimas, y hoy os traemos otra variante, que es igualmente muy fácil y deliciosa. Las diferentes partes se hacen en un periquete, lo único que nos limitará serán los tiempos de enfriado para que cuaje correctamente y obtengamos un precioso corte. Si puedes hazla de un día para otro, o de la mañana para la noche, ¡estará en todo su esplendor!

Puedes hacer una tarta grande, en un molde desmontable, o unas mini tartas, como he hecho en esta ocasión, con aros de formas variadas. He utilizado uno redondo y varios en forma de corazón. Estos últimos nos podrían valer para una cena romántica, o para el día de San Valentín, que aunque todavía queda mucho, nunca es pronto para ir cogiendo ideas 😉

Preparación de la Tarta de queso con cobertura de gelatina de mango

  1. Trituramos las galletas y mezclamos con la mantequilla derretida o muy blanda. Removemos bien y formamos una masa, que será la base.
  2. Ponemos los moldes elegidos sobre papel de horno. Colocamos unas cucharaditas de esta masa en la base de los moldes y aplastamos bien con la cuchara para cubrir toda la base de forma homogénea, llegando hasta las paredes del molde.
  3. Introducimos los moldes en el horno unos minutos para tostar las bases, vigilando atentamente para que no se quemen ya que son muy finas. Si no queremos utilizar horno, podemos dejar enfriar las bases en la nevera unos 15/20 minutos; quedarán menos crujientes, pero igualmente sabrosas.
  4. Para elaborar el relleno, calentamos la mitad de la nata en un cazo a fuego lento, incorporamos el azúcar y el queso. Removemos bien. Añadimos el sobre de cuajada, que previamente habremos diluido en la nata que teníamos reservada. Removemos bien todos los ingredientes. En el momento en que la mezcla comience a hervir apartamos del fuego.
  5. Echamos la mezcla en los moldes con la base de galleta y dejamos enfriar en la nevera unas 3 horas aproximadamente.
  6. Para la gelatina de mango, primero hidratamos las hojas de gelatina en agua fría entre 5 y 10 minutos. Pelamos y picamos el mango. Lo hacemos puré con la batidora. Calentamos este puré, añadimos el azúcar y el agua, y removemos. Añadimos las hojas de gelatina escurrida y mezclamos bien. Apartamos del fuego y dejamos atemperar unos minutos.
  7. Repartimos la gelatina sobre la superficie de las tartas, cuya masa estará ya cuajada, y enfriamos de nuevo en la nevera, al menos una hora.

Resultado

Y ya tenemos unas preciosas y sabrosas mini tartas de queso con cobertura de gelatina de mango. En esta ocasión las he decorado con unas ricas frambuesas sobre las que he espolvoreado azúcar glass. También podemos presentar este postre en copa, y quedará muy vistosa; puedes ver el resultado en la última foto de la galería.

La cantidad de azúcar y agua es orientativa, dependerá del dulzor del mango y de la cantidad de zumo que tenga.

Truco: para facilitar el desmoldado de los aros puedes hacer una tira larga de papel de horno con la altura del aro y forrar el interior. Si como en mi caso se te ha olvidado, haz una ligera presión hacia arriba desde la base de galleta y conseguirás despegar la gelatina del aro. Después agítalo suavemente hacia arriba y abajo y la mini tarta caerá por su propio peso.

Con la gelatina de mango que me ha sobrado he hecho unos corazones con un molde de silicona para bombones con esas formas y los he congelado para poder desmoldarlos mejor. Me han salido 12, y me servirán como adorno de otro postre … ¡aquí aprovechamos todo! 😉

Tiempo: 35 minutos + 2 tiempos de enfriado (3h+1h)

Dificultad: 1/5

Digestión: 2/5

Precio: < 5 euros