Galletas Crujientes de Chocolate

Galletas Crujientes de Chocolate

Postres

Galletas Crujientes de Chocolate

Noticias relacionadas

Después de ver estas galletas por mil y un sitios en la red, por fin me he decidido a hacerlas… y ahora no me explico cómo he podido vivir sin ellas!!!! Qué cosa más rica!!!

Ingredientes

  • 60 gr. de chocolate negro al 72%
  • 60 gr. de chocolate con leche
  • 30 gr. de cacao en polvo (el de hacer chocolate, no vale el de desayunar)
  • 60 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 gr. de azúcar moreno
  • 70 ml. de leche
  • 1 huevo
  • Una cucharadita de vainilla líquida
  • 70 gr. de harina
  • 1 cucharadita de impulsor químico
  • 1 pizquita de sal
  • Azúcar glass para “rebozar” las bolitas de galleta

La receta es de Martha Stewart y aparte de en alguno de sus libros y revistas, también está disponible en su web

Pero como sé que sois muchos los que preferís las recetas en castellano cervantino y con alguna adaptación más acorde a nuestros gustos patrios, aquí vengo yo para presentaros esta delicia.

No dejeis de probarlas porque son sencillamente perfectas, crujientes, dulcísimas y chocolatooooosssssaaaasssss… mmmmm!

(para unas 48 galletas)

 

Preparación

Lo primero que haremos será derretir los dos chocolates, para ello lo dispondremos en un bol apto para microondas y lo pondremos al micro por intervalos cortos. Por ejemplo de 30 en 30 segundos. Es decir, lo metes 30 segundos, lo paras, sacas y remueves bien. Si no se ha deshecho del todo, lo vuelves a meter otros 30 segundos. Repites la operación hasta que el chocolate esté deshecho. Es importante que lo hagais en tiempos cortos porque el chocolate se puede quemar muy fácilmente en el microondas. Normalmente con 40 segundos será suficientes porque el chocolate retiene mucho el calor y aunque lo saques del micro y todavía no esté deshecho del todo, si remueves bien, se deshará poco a poco.

Mientras tanto, mezcla y tamiza la harina, el cacao en polvo, el impulsor químico y la sal

Por otro lado, con la ayuda de unas barillas eléctricas y a velocidad baja, batiremos la mantequilla (que es muy importante que esté a tempratura ambiente) junto con el azúcar. Importante que sea mantequilla de verdad, no me responsabilizo de los resultados obtenidos con margarinas o mantequillas light.

Cuando la mantequilla y el azúcar están integrados formando una especie de crema con espumita, añadimos la cucharadita de vainilla y el huevo y seguimos batiendo. Agregamos a esta mezcla el chocolate derretido y continuamos batiendo.

A continuación agregaremos la mezcla de harina y cacao que teníamos reservada y la leche en dos o tres tandas, alternándolos. Es decir, echamos un poquito de los ingredientes secos, batimos, un poquito de leche, batimos, otra vez harina con cacao, batimos, acabamos con la leche, batimos y acabamos con la harina con cacao. Batimos todo bien hasta que los ingredientes estén totalmente integrados y con esto ya tendríamos nuestra masa preparada.

Ahora, hacemos un esfuerzo sobrehumano para no comernos la masa a cucharadas y la vertemos en un corte amplio de film de cocina y enrollamos apretando bien. La metemos al frigorífico durante al menos un par de horas para que se ponga durita y sea fácil de manejar.

Cuando la masa ya esté firme y vayas a empezar a hacer las galletas, acuérdate de precalentar el horno a 180º y sacar la bandeja.

Coloca papel sulfurizado o una base de silicona (tipo silpat) sobre la bandeja del horno.

Prepara un platito o un bol con una generosa cantidad de azúcar glass.

Con una cucharilla de café vamos cogiendo porciones de masa y tirándola al bol con el azúcar glass. Rebozamos bien la bolita y le damos forma redondeadita (como canicas). Cuando esté bien rebozada, colócala sobre el papel de horno o la base de silicona que has puesto sobre la bandeja del horno. Repite el proceso hasta que llenes la bandeja.

CONSEJO Nº 1: ojo! que digo cucharilla de café y no de postre. Me refiero a las cucharillas más pequeñas, ya que vamos a coger poquita masa, si cogemos demasiada masa la galleta en vez de crujiente quedará abizcochada, que no está mala en absoluto, pero no es el resultado que buscamos

CONSEJO Nº 2: Deja espacio entre las bolitas, ya que en el horno se bajarán y se aplanarán. Si no quieres que se peguen y se queden feas, para hornos de dimensiones normales yo recomiendo que las hornadas sean de 12 galletas como máximo, en 3 filas de 4 galletas cada una.

Cuando tengas lista la bandeja con bolitas de futuras galletas, hornea durante unos 12 minutos (o hasta que veas que la galleta está plana y el azúcar se ha resquebrajado)

Cuando las tengas, déjalas enfriar sobre una rejilla y continúa horneando hasta acabar con la masa.

En cuestión de minutos ya podrás degustarlas y estarán de muerte lenta, pero si eres paciente y esperas al día siguiente creerás que podrías vivir sólo comiendo estas galletas.

Disfrutadlas!!

 

Resultado

Las galletas de chocolate PER-FEC-TAS

Tiempo: 15 minutos de preparación + 2 horas de enfriado +  12 minutos por cada horneado

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 3 €