Pescado y marisco

Albóndigas de bacalao con salsa de almendras, una receta de vigilia

Prepara unas albóndigas de bacalao hiperjugosas acompañadas de una deliciosa y suave salsa de almendras, una receta perfecta para la Semana Santa.

18 marzo, 2021 19:14

Para todos aquellos que, sean o no religiosos, sueñen con todas esas recetas típicas de la época de vigilia en España de las que tan buenos recuerdos guardamos, hoy traemos una preparación que se sale un poco de lo habitual: albóndigas de bacalao en salsa de almendras. Se trata de una elaboración que, muy seguramente, no hayas preparado nunca, pero que te encantará y te hará salir de los recurrentes platos típicos de estas fechas.

Son como pequeños y jugosos bocados celestiales que explotan en la boca y la llenan de sabor y de una exquisita salsa de almendras. ¿Raro? En absoluto, no sólo existen las albóndigas del Ikea o con salsa de tomate, sino que también las hay veganas o, como es el caso, de pescado. Son un plato que, en todas sus formas, le gusta a todo el mundo porque suele traernos bonitos recuerdos de infancia y porque a menudo llevan aparejado el uso de una buena cantidad de pan para mojar en la salsa (bueno, hay gente que incluso se hace bocadillos).

El aliño de las albóndigas de bacalao es el mismo o similar al que sería unas buenas y jugosotas albóndigas de la abuela: ajo, perejil, huevo y un trozo de pan remojado en leche. Después, y a partir de aquí, amplio es el campo. Vale cualquier cosa, aunque nosotros hemos optado por una salsa de cebolla y almendras que hacen del plato una auténtica delicia de, literalmente, toma pan y moja.

Las albóndigas de pescado no se reducen solamente a épocas de Cuaresma y al bacalao, sino que se trata de una forma ideal de aprovechar los trozos de carne que se queda entre las espinas de un pescado grande (por mucho que seamos unos auténticos samuráis del cuchillo, es imposible rascar todo) o los trozos que no sabemos muy bien qué hacer con ellos.

Otra receta ideal para triunfar en Semana Santa y dejar boquiabiertos a todo el mundo con este espectacular plato que se puede tener listo en menos de 30 minutos. Como único consejo a saber es que si vemos que la masa de pescado nos queda demasiado líquida (el pescado suelta agua), puede volverse más densa con un poco de pan rallado o añadiendo, por muy raro que parezca, solamente medio huevo (sólo la yema por ejemplo).

Cómo hacer albóndigas de bacalao en salsa de almendras

Ingredientes

Para las albóndigas

  • Pan de molde, 1 rebanada
  • Leche, 50 ml
  • Perejil picado, 2 cucharadas
  • Huevo campero, 1 ud
  • Pan rallado, 1 cucharada
  • Migas de bacalao desalado, 300 g
  • Dientes de ajo, 1 ud
  • Harina, 250 g
  • Aceite de oliva para freír, abundante

Para la salsa

  • Pan de molde, 2 rebanadas
  • Dientes de ajo, 2 ud
  • Cebolla, 1 ud
  • Almendra tostada, 60 g
  • Vino blanco, 1/2 vaso
  • Caldo de pescado, 400 ml
  • Sal, c/s
  • Pimienta negra molida, 1/4 cucharadita
  • Aceite de oliva, 4 cucharadas

Paso 1

Remojar el pan de molde en la leche durante un par de minutos

Paso 2

En un procesador de alimentos (si no se dispone de ello, puede hacerse directamente con un cuchillo picando muy bien todos los ingredientes) disponer el bacalao desalado, el pan remojado en leche, el perejil, 1 diente de ajo, 1 huevo y una cucharada de pan rallado. Procesar hasta que se haga una mezcla homogénea y maleable. (Ojo con la sal; no olvidemos que se trata de bacalao desalado)

Paso 3

Formar las albóndigas del tamaño que más os guste, pasar por harina (sacudir el exceso) y freír en abundante aceite muy, muy caliente. No tocar hasta que estén doradas por fuera. Esta es la clave, que se queden muy doradas por fuera y muy jugosas por dentro. Retirar a papel absorbente.

Paso 4

En una sartén, echar un chorrito de aceite y, a fuego bajo, tostar el pan muy bien por ambas caras. Reservar.

Paso 5

Pelar y picar una cebolla y los tres dientes de ajo restantes. Sofreír en una sartén con un poco de aceite y una pizca de sal durante 5 - 8 minutos. Queremos que se dore, no que se poche lentamente.

Paso 6

Mientras que el ajo y la cebolla se cocinan, añadir el pan cortado en trozos y las almendras a un procesador de alimentos. Triturar muy bien hasta que todo se haga polvo.

Paso 7

Una vez que la cebolla y el ajo están dorados, subir el fuego y añadir la mezcla de almendras y pan. Remover bien y regar con el vino blanco. Evaporar el alcohol y verter el caldo de pescado. Cocinar un par de minutos.

Paso 8

Triturar la salsa, rectificar de sal, poner a punto de pimienta y verterla en otro cazo alto y estrecho para que cubra a las albóndigas en su totalidad. Poner el fuego al mínimo e incorporar las albóndigas. Mezclar moviendo el cazo y nunca metiendo una cuchara para evitar que se rompan las albóndigas.