Studioimagen73 iStockPhoto

Pescado y marisco

Merluza con almejas en salsa, receta fácil para microondas

Esta merluza con almejas en salsa lo mismo te sirve para cenar un miércoles que para la comida de un domingo con la familia. Éxito garantizado y sin esfuerzo.

El microondas no sirve solo para calentar leche o preparar bizcochos en taza, también puede ser un gran aliado a la hora de preparar platos más elaborados y festivos como esta merluza con almejas en salsa.

Ingredientes

  • Rodajas de merluza grandes y gruesas, 4
  • Almejas, 500 g
  • Cebolla, 1
  • Ajo, 1 diente
  • Perejil fresco, 3 o 4 ramitas
  • Harina de trigo, 1 cucharada sopera
  • Agua, 1 vaso
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Sal

Preparación

Cocinar una merluza en salsa con almejas en microondas es tan fácil y rápido que no te llevará ni 15 minutos hacer todos los pasos una vez tengas los ingredientes listos. Además, ensuciarás lo mínimo.

Paso 1

Tenemos que asegurarnos de que las almejas están limpias y no tienen arenas. Si no lo estamos, las pondremos en un bol de agua con sal y las dejaremos un par de horas en la nevera, pasado ese tiempo, las sacaremos del agua con las manos y evitando volcar el agua sobre las almejas para que las arenillas que se hayan depositado al fondo vuelvan a caer sobre las almejas.

Lavamos las rodajas de merluza y las secamos.

Paso 2

Picamos el ajo y la cebolla en brunoise.

Paso 3

En una fuente amplia y apta para microondas ponemos el aceite, el ajo y la cebolla. Cocinamos durante 4 minutos a 800 W dando la vuelta con cuidado a mitad de la cocción.

Paso 4

Colocamos las rodajas de merluza sobre el ajo y la cebolla sofritos. Disolvemos la cucharada de harina en un vaso de agua y echamos la mezcla sobre la merluza. Salamos al gusto y cocinamos durante 4 minutos a 800 W. Colocamos las almejas y cocinamos durante otros 2 minutos a 800 W.

Paso 5

Servimos inmediatamente  espolvoreando con el perejil fresco finamente picado. Podemos acompañarlo de un arroz blanco o de unas patatas cocidas o simplemente un buen trozo de pan para mojar en la salsa.