Antes de que me empiecen a bombardear con críticas y comentarios cansinos tipo “esonoesunapaella” y “notienesniidea” quiero dejarlo bien claro: esta receta no sigue los pasos de preparación típicos, ni tiene todos los ingredientes reglamentarios y no está tan buena como una paella elaborada por el método tradicional. También coincido con todos vosotros en que donde esté una buena paella valenciana que se quite lo demás. Pero qué queréis que os diga… se tarda 15 minutos, sabe a paella y está buena… Welcome to Cocinillas, baby!

Ingredientes para 3-4 personas

  • 2 bolsitas de arroz precocinado congelado (¡¡OJO que no sea basmati!!)
  • Pollo o conejo en trozos
  • 1 cucharada de concentrado de tomate
  • 250ml de caldo de pollo o pescado
  • 1 sobre sazonador de paella
  • Aceite y sal
  • Verduras (alcachofas, judías, pimiento… lo que queráis)
  • Cualquier otro ingrediente que os apetezca (gambas, bonito…)
  • Aceite y sal

Noticias relacionadas

Receta perfecta para cuando se te antoja una paella pero no tienes tiempo de cocinar, o cuando se te planta alguien en casa a comer y te quieres tirar el rollo y que se piensen que has estado horas en la cocina (de verdad, da el pego).

Como siempre, os animo a usar los restos de ingredientes que tengáis por casa. ¿Que te sobraron gambas de la cena? Pues hala. ¿Que tienes en el armario una lata de guisantes? Pues para dentro. Debéis tener en cuenta que las pechugas de pollo son bastante insípidas así que saldrá más rica si usáis otras partes (alitas o muslos van bien, por ejemplo).

 

Preparación

Empezamos.  La receta se prepara muy muy rápido así que es mejor comenzar dejando todos los ingredientes preparados, incluyendo la verdura ya troceada.

Echamos un chorro grande de aceite en la paellera o sartén ancha y freímos el pollo hasta que esté bien tostado por fuera.

Mientras se va haciendo el pollo, preparamos el caldo, que esté calentito. También disolvemos medio sobre sazonador de paella en este mismo caldo. Añadimos sal y lo dejamos aparte.

Cuando el pollo esté listo, añadimos la verdura troceada y rehogamos un par de minutos más. Si tenemos gambas, etc, este es el momento de ponerlas porque después no dará tiempo a que se cocinen.

Echamos el concentrado de tomate en el centro y removemos.

Añadimos el arroz congelado, mezclamos bien con todo y añadimos el caldo. No echéis todo el caldo de golpe. Echad bastante y luego ver si necesita más. El arroz se cocinará en unos 2-4 minutos a fuego fuerte así que apenas absorberá líquido. Remover de vez en cuando para que todo el arroz coja líquido y ¡listo!

Resultado

El caldo y el pollo que usemos cambia mucho el resultado. El arroz nunca queda duro (claro, es que ya está cocinado de antemano…).

Sabe a paella y da el pego totalmente, y se prepara tan rápido que no me ha dado tiempo a sacaros fotos de todos los pasos. ¡Tenéis que probarlo!

 

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 5 €