El otro día andaba revisando un poco el recetario de Cocinillas y me di cuenta de una cosa que no podía seguir así: No tenemos receta de Fideuá. Sin embargo esto no va a cambiar a partir de hoy, así que mala suerte, porque no me atrevo a llamar a esto Fideuá, ya que lo único que conseguiré será que me apedreen. Y francamente, no me extraña.

Ingredientes (2 personas)

  • 100 gramos de pasta para Fideuá
  • 1 litro de caldo de pollo, pescado o el que más nos guste
  • Media cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • Pimentón, cayena en polvo, azafrán, aceite virgen y sal

Noticias relacionadas

Pero como llamar a un plato Pasta de Fideuá con sofrito parecido a la Fideuá que no es en realidad Fideuá es demasiado largo, lo mejor es llamar a esta receta Fideuá rápida, barata y fácil, que así nos entendemos todos más fácil. La idea es hacer algo parecido a una Fideuá en un momento y con ingredientes de andar por casa. Es el auténtico espíritu Cocinillas, no complicarse la vida y apañar un gran plato con lo que tenemos a mano.

Preparación

Lo primero es hacer el sofrito. En esta fideuá podemos dejar volar nuestra imaginación, así que lo podemos hacer como queramos, y la gracia está en usar lo que cada uno tengamos a mano. Yo os doy una receta base, pero no tengáis miedo de experimentar.

Calentamos un chorro generoso de aceite de oliva virgen en una cazuela amplia. Lo importante es que tenga la base grande. Añadimos una cebolla troceada pequeña y el ajo picadito, y a fuego 7/10 lo tenemos hasta que se vaya pochando. Una vez está medio transparente añadimos el tomate rallado y una cucharada de azúcar y lo tenemos 30 segundos moviéndolo.

Apagamos el fuego y sin retirar de este la cazuela añadimos una cucharada pequeña de pimentón, unas pocas hebras de azafrán (4 ó 5, recordad que es barata) y salamos ligeramente. Lo movemos todo hasta que mezcle bien y volvemos a encender el fuego.

Esto podéis añadirlo o no, pero para mi le da una gracia fantástica a esta pseudofideuá. Un toque de cayena en polvo para darle un ligerísimo picor le va de maravilla. Si la echamos volvemos a mover todo bien hasta que se mezcle bien.

Agregamos los 100 gramos de pasta para Fideuá y seguimos moviendo, para que todo se junte. A los 30 segundos añadimos el litro de caldo, que puede ser de lo que más nos guste. A mi personalmente me encanta con caldo de pollo, pero el de pescado le va también fenomenal, es según el gusto. No os olvidéis de añadir sal aquí.

Llevamos a hervir y lo tendremos unos 5 minutos con la tapa puesta y otros 15 sin la tapa, siempre controlando el fuego para que esté al mínimo hervor. Veremos que el líquido casi por completo ha desaparecido, y aquí podremos controlar si lo queremos más o menos jugoso, como nos guste. Probamos de sal, añadimos si hace falta, y ya estará listo.

Lo bueno es que podemos añadir lo que nos apetezca. ¿Que nos han sobrado unas gambas de una cena? Pues perfecta. ¿Qué tenemos pollo o conejo del día anterior? Pues no lo dudes, que va a ir genial. La idea es jugar con los ingredientes y hacer algo que nos guste.

¡A disfrutarla!

Resultado

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 2/5

Precio: 2€